Paro, movilización y piquetes del gremio de la carne.

El sindicato realizó la primera de las dos jornadas de huelga por un básico de $1.100. Advierten por desabastecimiento y suba de precios en el Mercado de Hacienda...

Por
02deJuliode2005a las08:51

Los operarios de la industria de la carne cumplieron ayer la primera de dos jornadas de huelga y se movilizaron masivamente hacia distintos frigoríficos y el Mercado de Hacienda de Liniers en demanda de un salario básico inicial de 1.100 pesos y el pago de otros 8 por hora de trabajo.

La huelga general y las movilizaciones, que también incluyeron piquetes frente a los frigoríficos, se reiterarán durante toda la jornada del lunes, aseguraron los sindicalistas Silvio Etchehún y Carlos Burelli, quienes responsabilizaron a las distintas firmas.

Los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus Derivados del Gran Buenos Aires y Zona Sur (SICGBA) aseveraron ayer a Télam que las huelgas provocarán "desabastecimiento" e indicaron que su continuidad generará también "alzas de precios" ante "el faltante del producto".

Los paros se realizan ante "la negativa empresaria a firmar un incremento salarial", en tanto la protesta comenzó ayer con marchas y la aplicación del trabajo a reglamento, señalaron.

Los sindicalistas explicaron que el último encuentro en el Ministerio de Trabajo resultó "un fracaso absoluto" ante "la evidente intencionalidad patronal de prolongar" las negociaciones y modificar "nuevamente" la oferta salarial original.

En tanto el gremio exige un haber básico inicial de 1.100 pesos, los empresarios ofrecieron algo más de 800, se explicó.

El gremio bonaerense y porteño y los paritarios realizaron ayer una marcha hacia las sedes de las cámaras CADIF Y ABC -los principales exportadores- y aplicaron el trabajo a reglamento, en tanto hoy paralizaron totalmente la producción frigorífica.

El lunes 4 continuará la huelga total con piquetes y los trabajadores marcharán nuevamente hacia el Mercado de Liniers.

Burelli y Etchehún explicaron que las protestas comenzaron a impedir "el normal abastecimiento de los comercios minoristas" y a afectar "el cumplimiento de la Cuota Hilton que tantos beneficios aporta a los empresarios, aunque no a los operarios de la carne".

Los gremialistas ratificaron su reclamo de un básico inicial de 1.100 pesos y el pago de 8 pesos por hora de trabajo del peón.

Temas en esta nota