Primer congreso nacional sobre genética bovina.

Para los días 25 y 26 de agosto venideros fue agendado el Primer Congreso Nacional de Genética Bovina...

Por
04deJuliode2005a las08:46

Para los días 25 y 26 de agosto venideros fue agendado el Primer Congreso Nacional de Genética Bovina, que tendrá lugar en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en Mar del Plata.

El lanzamiento lo hicieron la última semana el secretario de Agricultura de la Nación, Miguel Campos, y el secretario general del CFI, Juan José Ciácera, junto al presidente del Foro Argentino de Genética Bovina, Ricardo Smith Estrada.

Según destacaron, es el primer congreso de este tipo que se realiza en el país bajo el criterio de que la genética bovina “es el camino para que la ganadería argentina mantenga el alto estándar y el reconocimiento que ha logrado mundialmente”.

El foro está destinado a ahondar conocimientos e intercambiar experiencias, motivo por el que participarán las organizaciones del campo y la industria, los profesionales del sector, y contará, además, con la intervención de destacados especialistas de nuestro país y del exterior.

“El semen, los embriones y los ejemplares en pie producidos en el país muestran una enorme demanda en el exterior, lo que repercutirá notablemente en nuestra economía”, indicó Campos.

El titular de Agricultura recordó que en noviembre de 2003, desde la Secretaría se convocó a los representantes del sector privado que venían trabajando incesantemente, pero de manera aislada, para dejar constituido el Foro Argentino de Genética Bovina.

Objetivos. El Foro está integrado por la Cabia, la Sociedad Rural y las distintas asociaciones de criadores de razas bovinas. Su misión y objetivos son la apertura de nuevos mercados para la exportación de genética, así como luchar por la transparencia del mercado interno.

“Debemos considerar que nuestro país cuenta con condiciones óptimas como para desarrollar estas actividades. La Argentina tiene una excelente genética sobre la base de un mejoramiento y una selección de muchos años. Y por otro lado, tanto en leche como en carnes, el costo de esta actividad es ínfimo”, destacó Campos.

Respecto de los mercados externos, dijo que la aparición de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) en Estados Unidos y Canadá “abre para la Argentina un espacio que antes estaba cerrado y que convoca nuestros más urgentes esfuerzos”.

Temas en esta nota