Alertan sobre el estancamiento agropecuario en Brasil.

Las ventas del campo se desaceleraron en el mes de junio y estiman que concluirán 2005 en los mismos niveles del año anterior...

Por
13deJuliode2005a las16:16

(EFE) Los empresarios brasileños prevén un estancamiento en el sector agropecuario, a pesar de que las exportaciones de sus productos se incrementaron un 9,2 por ciento entre enero y junio de este año respecto al mismo período de 2004.

Las exportaciones de productos agrícolas y pecuarios, principal motor de la economía brasileña, alcanzaron 20.200 millones de dólares en los primeros seis meses de este año, 1.700 millones más que los 18.500 millones de dólares logrados en la primera mitad de 2004, informaron hoy empresarios del sector.

Pero a pesar de este desempeño positivo, las ventas se han desacelerado en los últimos meses y en junio se ubicaron en 4.200 millones de dólares, contra 4.400 millones en junio de 2004, advirtió la Confederación Agrícola y Pecuaria de Brasil (CNA).

De mantenerse la tendencia, 2005 cerrará con cifras similares a las de 2004 debido a "una gradual pérdida de fuerza en las exportaciones", aseguró el gremio empresarial en un informe.

Los empresarios proyectan que el Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario caerá un 7,3 por ciento en todo el año respecto a 2004.

El peor resultado se prevé para la agricultura, con un descenso del 12,3 por ciento en la actividad. Los empresarios atribuyen este escenario a la baja de precios de comercialización de varios productos claves, al descenso de la producción y a las pérdidas acumuladas en algunos cultivos por factores climáticos.

De esta forma prevén que no se mantendrá el desempeño positivo en la segunda mitad del año. No obstante, el saldo de la balanza comercial (diferencia entre exportaciones e importaciones) del sector agropecuario para 2005 tendrá un superávit de 35.000 millones de dólares, frente a 34.100 millones de dólares en 2004, según la CNA.

La cámara empresarial afirma que la caída de los precios de bienes básicos como la soja, principal producto de exportación de Brasil, afectará el negocio como un todo.

"Hubo un aumento de las exportaciones de carnes, café, azúcar y alcohol, pero eso no ha sido suficiente para compensar la caída registrada en el segmento de soja", señaló la CNA en un informe.

Brasil exportó 18,9 millones de toneladas de soja en grano, harina y aceite entre enero y junio. El volumen es prácticamente el mismo del primer semestre de 2004, pero la caída de los precios derrumbó el ingreso global del sector hasta 4.360 millones de dólares, un 20 por ciento menos que los 5.460 millones de dólares registrados entre enero y junio de 2004.

El precio promedio de la tonelada de la leguminosa cayó en 19,8 por ciento entre ambos períodos, de 287,9 dólares por toneladas a 230,7 dólares, debido a la gran oferta internacional ocasionada por la cosecha récord registrada en Estados Unidos, principal productor mundial.

Los ingresos por exportaciones de carnes subieron un 32,4 por ciento hasta 3.660 millones de dólares, desde 2.760 millones de dólares en la primera mitad de 2004, gracias a un aumento en el volumen.

Los ingresos por exportaciones de azúcar y alcohol crecieron un 69 por ciento hasta 2.160 millones de dólares en el semestre, contra 1.280 millones de dólares entre enero y junio de 2004.

Las ventas de café crecieron un 8,8 por ciento en valor, hasta 1.440 millones de dólares contra 891 millones sumados en los primeros seis meses de 2004, gracias a un importante aumento en los precios del grano.

Temas en esta nota