El maíz y la soja se cotizan en los niveles más altos del año.

El cereal subió un 20,51% desde junio...

Por
15deJuliode2005a las07:59

En la Bolsa de Chicago, los precios cerraron ayer en alza por cuarta jornada consecutiva Continúa sin llover en las principales zonas agrícolas estadounidenses

La sequía que hoy compromete la cosecha de maíz de los Estados Unidos les está posibilitando a los productores argentinos un beneficio impensado tan sólo un mes atrás debido a la importante mejora que están registrando los precios del maíz y de la soja.

El maíz, que ayer se negoció a $ 235 por tonelada en el puerto de Rosario, acumula una mejora del 20,51% desde principios de junio, momento en que el mercado internacional comenzó a tener en cuenta el déficit hídrico en el este del cinturón maicero/sojero de Estados Unidos. Con esa ganancia, el cereal se ubica en el nivel más alto desde el 6 de agosto de 2004.

Lo mismo ocurre con la soja, que ayer se comercializó a $ 550 por tonelada en la Bolsa de Comercio de Rosario, principal punto de venta de la oleaginosa en la Argentina. Ese valor, que se incrementó en un 10% desde principios del mes pasado, es el más alto desde el 5 de julio de 2004.

La tendencia alcista de los precios de los granos, vista con beneplácito desde el Palacio de Hacienda por el mayor ingreso que se obtendrá con las retenciones a las exportaciones agrícolas, tuvo su génesis en la Bolsa de Chicago. Allí, donde se marca el rumbo de las cotizaciones mundiales de cereales y oleaginosas, los operadores plasmaron en las pizarras lo que se hacía evidente en los campos de Illinois, Indiana y Missouri: falta de humedad para el desarrollo de los cultivos, lluvias esquivas y temperaturas superiores a los registros normales.

Ayer, por cuarta jornada consecutiva, los precios del maíz y la soja se volvieron a negociar en alza en Chicago debido a que sigue sin llover en las zonas "secas" (más Inf. en la Pág. 7).

Desde el punto de vista agronómico, la situación se agravó desde principios de este mes, ya que el maíz entró en el período de polinización, etapa que define el potencial de rinde del cereal, y a que las precipitaciones continuaron sin llegar hasta las zonas con mayor déficit hídrico. Ni siquiera la depresión tropical provocada por el paso del huracán Dennis acercó lluvias reparadoras.

El sucesivo deterioro de los cultivos reportado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, según sus siglas en inglés) marcan el grado de seriedad de la situación, particularmente en Illinois, segundo estado productor. Según el organismo, hasta el 10 del actual, allí sólo el 16% de los cultivos estaba en estado bueno/excelente, contra el 86% del mismo momento de 2004.

El martes pasado, el USDA reconoció en su informe mensual que la cosecha estadounidense de maíz será menor que las proyecciones iniciales. Con los datos recolectados hasta el 1º del actual, el organismo estimó un recorte de 5,08 millones de toneladas en la producción, prevista ahora en 273,95 millones de toneladas. Ese recorte, según advierten los analistas, será inexorablemente mayor debido a que desde aquel relevamiento las condiciones climáticas se tornaron más extremas y a que se prevén temperaturas elevadas y lluvias insuficientes para las próximas dos semanas. Cóctel alcista para los precios.

Temas en esta nota