Uruguay: crece la superficie sembrada con sorgo.

El Resumen Semanal de Noticias “Contacto Rural”, editado en Uruguay y dirigido por Leonardo Bolla, publica un comentario donde se analiza que las gremiales lecheras duplicarán el área del cultivo para silo de grano húmedo...

Por
20deJuliode2005a las08:39

El Resumen Semanal de Noticias “Contacto Rural”, editado en Uruguay y dirigido por Leonardo Bolla, publica un comentario donde se analiza que las gremiales lecheras duplicarán el área del cultivo para silo de grano húmedo. Se proyecta alcanzar las 1.500 hectáreas entre San José y Canelones.

En algunos establecimientos aumentó 100% la remisión lechera en los meses de invierno a partir del uso de esta técnica. Daniel Zorrilla, asesor de la Asociación de Productores de Leche, declaró a Contacto Rural que “desde hace un par de años se esta implementando una forma de trabajar que realmente esta resultando muy buena”.

Es una técnica que esta pensada básicamente para productores medianos y chicos. La alternativa es organizar siembras de cultivos en común para cosechar grano húmedo, principalmente el cultivo de sorgo, pensado en lograr asegurar el suministro de grano para las vacas en el invierno siguiente en tambos medianos y pequeños. El año pasado se hizo una siembra bastante importante que anduvo por encima de las 800 hectáreas entre las siembras que se hicieron en los departamentos de San José y Canelones.

Este año se esta pensando en ampliar aún más el área, sobre todo en el departamento de Canelones donde se desea duplicarla en el orden de las 400 - 500 hectáreas de sorgo. En el departamento de San José la idea también es aumentar el área y al mismo tiempo asociar productores lecheros con productores agrícolas. Así el productor lechero le asegura la compra del grano y al mismo tiempo se asegura el disponer del grano necesario para las vacas de invierno.

El impacto de esta técnica es realmente grande. Un elemento fundamental para el productor es tener una buena oferta de comida en su establecimiento, así desde el otoño se dispone de la comida necesaria para las vacas, asegurando un impacto importante en la producción. En algunos establecimientos se había logrado que la producción en el invierno pasado sea el doble que en el invierno anterior, básicamente con el mismo ganado y una oferta de pasto más o menos similar.

Temas en esta nota