Ya se preparan los barbechos químicos para la siembra gruesa.

En los últimos días volvieron las precipitaciones a la región pampeana, pero con características similares en distribución y milimetraje a ocurrencias anteriores...

22deJuliode2005a las09:16

En los últimos días volvieron las precipitaciones a la región pampeana, pero con características similares en distribución y milimetraje a ocurrencias anteriores. Es así que los valores oscilaron entre 5 y 30 milímetros; los mayores se dieron en el noreste bonaerense, sur y centro de Santa Fe y Entre Ríos.

En la provincia

Traslasierra. El viernes pasado ocurrieron algunas precipitaciones que rondaron los 10 milímetros. Esto trajo un pequeño alivio al escenario agropecuario, pero no compensa el enorme déficit hídrico de la región.

Se espera una leve mejora de la zona de secano, con alguna reacción de los campos naturales o pasturas que beneficie al sector ganadero y también para algunos lotes de trigo. Se continúa con la cosecha de papa (plantada en otoño) con buena calidad y buen precio, pero con menores rindes debido a la falta de agua.

Cruz del Eje. Sólo hubo ligeras lloviznas, por lo que continúa muy seca la zona. El dique sigue muy bajo y en esta época se está regando el olivo.

En el área de secano se observa un aumento de la ganadería, con mayor número de cabezas: pasó en los últimos años de 50 mil a 120 mil animales. Al disminuir la oferta de forraje se está suplementando con semilla de algodón.

Norte. El viernes pasado se dieron algunas lluvias que trajeron alivio a la región. En Villa de María del Río Seco cayeron 20 milímetros, que significan un valor importante para la época del año, en la que habitualmente llueve muy poco. Luego entró aire muy frío, con la ocurrencia de heladas durante la semana. Hay lotes de trigo que se vieron favorecidos con esta lluvia. También se benefició el sector ganadero, ya que permitió alguna reacción de las forrajeras.

San Francisco. Como en otras zonas de la provincia, el viernes se registraron algunas lluvias, con aportes poco significativos en relación con la magnitud de la deficiencia que presentan los suelos. En general los valores llegaron a cinco milímetros, salvo algún área restringida que pudo recibir un aporte más importante.

Al no ocurrir lluvias importantes desde abril, la zona está sufriendo una deficiencia de agua marcada. La siembra de trigo se realizó en condiciones no apropiadas y en un 65 por ciento menor a la intención prevista en un principio.

En los últimos días se siguieron sembrando algunos lotes, pero ya la superficie no implantada pasaría definitivamente a cultivos de verano, incrementándose el área sojera.

La oferta de forraje está muy reducida; a la escasez de agua se sumó el frío, con lo cual no hay crecimiento en las pasturas y muy poco en verdeos. Se utilizan rollos, silos y maíz en grano. Se han ido realizando barbechos químicos para la siembra gruesa

Bell Ville. La lluvia caída el viernes alcanzó a 11 milímetros. Luego sobrevino un cambio en las condiciones ambientales, con la incursión de aire seco y frío, lo que trajo decenso térmico y la ocurrencia de heladas.

La siembra de trigo se ha dado por terminada, con una disminución de la superficie de un cinco por ciento, debido a la falta de humedad adecuada. La superficie sin sembrar con trigo pasaría a soja y algo a girasol. La oferta de forraje se va reduciendo, como consecuencia de la falta de humedad.

Villa María. Se registraron el viernes unos 15 milímetros que traen algo de alivio al sector, pero igualmente se sigue observando una deficiencia de agua importante. En trigo se ha sembrado un 20 por ciento menos de lo esperado.

El estado actual del cultivo es bueno; se dieron ataques de isoca militar que, en muchos casos, se debieron controlar con pulverizaciones. Se han realizado los barbechos químicos para siembra gruesa.

La oferta de forraje ha di

Temas en esta nota