El ministro de Agricultura de Brasil visitó Coninagro.

Roberto Rodrigues, ministro de Agricultura de Brasil, visitó ayer la sede Coninagro, en la Capital Federal, y por casi dos horas dialogó con los representantes del cooperativismo agropecuario...

Por
29deJuliode2005a las08:49

Roberto Rodrigues, ministro de Agricultura de Brasil, visitó ayer la sede Coninagro, en la Capital Federal, y por casi dos horas dialogó con los representantes del cooperativismo agropecuario. El funcionario de la Administración Lula fue recibido por el presidente de Coninagro, el cordobés Fernando Gioino, y por el vicepresidente, el entrerriano Gonzalo Alvarez Maldonado.

Es necesario hacer una sinergia entre los sistemas cooperativos de la Argentina y Brasil y poder aprender mutuamente de las experiencias de los países hermanos”, indicó al recibirlo Gioino. Rápidamente Rodrigues se sumó y afirmó que “el cooperativismo tiene una mística que nos permite avanzar en nuestros proyectos. Lograr una sinergia, integrarnos y complementarnos, suena como música en mis oídos. En Brasil somos conscientes de esto. Pero debemos admitir que nunca hemos logrado una complementación de verdad. En soja, por ejemplo, nos matamos en el mercado mundial, cuando en realidad podríamos armar una trading y vender la soja del Mercosur. No competir sino complementarnos para venderle al mundo”.

Experiencia. El concepto de integración y de complementación rondó en toda la exposición de Rodrigues, quien contó una experiencia realizada por hace quince años, que pudo conformar una trading de cooperativistas brasileños con el fin de mejorar la comercialización de los productos agrícolas. Sin embargo, contó, que finalmente una empresa japonesa compró “la empresa” y la disolvió. “Desde entonces creo que deberíamos intentar realizar un emprendimiento similar”, dijo el ministro de Agricultura de Brasil, “para competir y no dejarnos avasallar, como productores, frente a las grandes multinacionales”.

Posteriormente, los consejeros de las federaciones adheridas a Coninagro, que representan a todas las economías regionales de nuestro país, pudieron explicarle al ministro los temas bilaterales conflictivos. Así, Rodrigues escuchó sobre trabas de la vitivinicultura expuestas por el presidente de FeCoVita, Néstor Hidalgo; sobre problemas con las exportaciones de maíz, expuestas por el presidente de ACA, Héctor Zorzón, y el gerente de Exportación de la cooperativa, Néstor Salaberry, sobre las posibilidades de la lechería y la necesidad de cooperación entre ambos países, se explayó el representante de SanCor, Juan Delbino.

En tanto, el síndico de Coninagro, Ernesto De Simone opinó sobre la necesidad de terminar con las declamaciones y superra las trabas reales que impiden un acuerdo bilateral. Finalmente, por la Federación de Cooperativas de Corrientes, Luis Rossi Querín y Héctor Filligoi explicaron sobre el grave problema que encuentran los productores de arroz para ingresar a Brasil.

El presidente de ACA, Héctor Zorzón, le pidió a Rodrígues que explique cómo Brasil resolvió el problema del pago de tecnología en las semillas. Y Rodrígues respondió ampliamente cómo llegaron a un acuerdo con la empresa proveedora y se comprometió a acercarle a Coninagro el marco global del acuerdo que podría también aplicarse en Argentina.

Rodrígues, quien estuvo acompañado por el agregado agrícola de Brasil en Argentina, Leonardo Zenni, y por su asesor y director de Asuntos Comerciales, Antonio Carlos Costa, se mostró muy al tanto de todos los temas que importan a los productores agropecuarios cooperativistas y se comprometió a acrecentar el vínculo que lo une a Coninagro.

Temas en esta nota