Vaca loca: los poderosos deciden.

Los responsables sanitarios del Cono Sur se reunieron en Buenos Aires y anticiparon que pedirán a la OIE que defina el alcance del riesgo del llamado mal de la vaca loca...

Por
30deJuliode2005a las08:50

“La vaca loca aparece como un resfrío y la aftosa como un cáncer”

Los representantes del Comité Veterinario Permanente (CVP) del Cono Sur –integrado por la Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y Bolivia- debatieron esta semana la situación sanitaria de esta región, responsable de “la mayor oferta cárnica bovina, aviar y porcina del mundo, en calidad y cantidad”, según la definición del titular del Senasa, Jorge Amaya.

La temática giró en torno de la aftosa y la BSE y sólo para arrancar la conferencia con los medios, los dirigentes advirtieron que desde el sur del Amazonas y hasta Tierra del Fuego “estamos libres de aftosa, con diferentes niveles. Incluso Bolivia, que todavía aparece ante la OIE como un país que no es libre de la enfermedad, tiene tanto tiempo sin su presencia como la Argentina o Paraguay”.

En este sentido, Rodolfo Toneli Justiniano, del servicio sanitario boliviano, aclaró a Infocampo que se está “en la etapa de la realización de la serología en todo el país, por lo que la presentación la haremos en los primeros meses de 2006”. También pedirán el reconocimiento por BSE.
Por su parte, los representantes de Brasil y Paraguay explicaron que el plan hemisférico de control de la aftosa “está en la etapa de acción”. Pero, “la decisión de homologar las cepas con que se vacuna es de cada país”, dijo Jorge Caetano Junior, director sanitario de Brasil, para agregar que “existe un banco de virus de referencia, para que cualquier país pueda elaborar sus vacunas”.

En el caso de BSE (Uruguay y Argentina tienen un status óptimo), el CVP hizo una presentación especial ante la OIE, en la que “discutimos algunos de los aspectos que se estaban planteando con respecto a las nuevas categorías”.

Si bien se redujeron a tres las categorías para el status sanitario de los diferentes países, “la OIE tuvo en cuenta nuestra presentación y todavía no está definido el capítulo de vigilancia”.

Caetano Junior aclaró que “todavía no está cerrado, se sigue discutiendo el alcance del riesgo”.

Pero fue Amaya quien redobló la apuesta y habló del intento de EE.UU. de incluir en el circuito cárnico internacional ciertos cortes, que hasta ahora estaban prohibidos, bajo el pretexto de que no son transmisores de BSE.

El titular del Senasa dijo que “los grandes países tienen el poder y definen situaciones que los que no somos tan poderosos, en términos de la decisión política (aunque sí lo seamos en producción), nos resulta difícil de entender”, y mencionó que en la OIE “se hacen planteos como que la vaca loca no es tan importante y la aftosa sí. La BSE parece un resfrío y la aftosa un cáncer”, reiteró.

Temas en esta nota