La genética potencia el desarrollo ganadero.

Especialistas coinciden en que el sector atraviesa por un momento de crecimiento en el mercado local...

03deAgostode2005a las09:03

Especialistas coinciden en que el sector atraviesa por un momento de crecimiento en el mercado local; proyectan un aumento de las exportaciones a países limítrofes. En la Muestra Rural de Palermo se vio la mejor genética del país.

La Muestra Rural de Palermo constituye una vidriera ganadera de la Argentina. Allí, no sólo se eligen los campeones, los mejores exponentes de las razas cuya genética aporta el sustento para el crecimiento de la actividad, sino que es un ámbito en el que especialistas, productores e integrantes de la cadena debaten acerca de las alternativas que tiene el negocio para aprovechar toda la potencialidad que se le reconoce.
Días atrás se llevó a cabo una jornada que contó con el auspicio del diario Clarín. Allí se destacó que la ganadería argentina está viviendo un claro proceso de intensificación y que la genética y las tecnologías que se pueden ver en la Rural son claves para que el negocio pueda aprovechar su potencial de crecimiento.

Productividad. El coordinador de la comisión de ganadería de Aacrea, Fernando Canosa, trazó un claro diagnóstico de la ganadería. Aseveró que es verdad que el stock bovino del país está hace varios años en 54 millones de cabezas, pero destacó que en los últimos años unos 8 millones de hectáreas que se dedicaban a la ganadería pasaron a la actividad agrícola. Y que, al mismo tiempo, la producción de carne se mantuvo estable, en torno de 12 millones de toneladas por año.

“Eso demuestra que es una falacia que la productividad ganadera en la Argentina esté estancada”, precisó el especialista.

Con tecnología. Lo que se ve en Palermo es la tecnología de punta que da sustento a ese salto en la productividad. Desde la genética de las razas tradicionales y mayoritarias, como Angus y Hereford, hasta la pujante de otras como Braford y Brangus, ya adaptadas a zonas que tienen cada vez más peso, como el NEA y el NOA. También están las empresas que aportan sus insumos para que el manejo ganadero tenga todas las herramientas a mano.

Justamente, los productores que tienen un manejo profesional de sus establecimientos y acceso a estos recursos obtienen resultados muy por encima de los medios que todavía registra la ganadería argentina. Como se indicó en la mencionada jornada ganadera, sobre los 54 millones de cabezas que tiene la Argentina, el porcentaje de destete se ubica en el 62 % y la tasa de extracción en el 25 %. Pero los ganaderos de punta obtienen resultados mucho mejores. Si se pudiera llevar el destete a 75,6 % y la tasa de extracción al 29,5 %, niveles bastante más bajos de los que obtienen campos de productores líderes, se podrían obtener 2,7 millones de terneros más por año. Y eso en la misma superficie que la actual, lo cual demuestra el enorme potencial de la actividad.

Mejoras. La mejora en la productividad no sólo permitió mantener el stock ante el avance de la agricultura, sino que, como sostienen muchos de los ganaderos, debería convertirse en una herramienta clave para aumentar la oferta de carne. Existe coincidencia en el sector, como lo reflejaron las jornadas, sobre la necesidad de producir más para enfrentar el escenario actual, en el que se conjuga un fortalecido consumo interno, producto de la recuperación que viene registrando el poder adquisitivo de la población, y crecientes exportaciones, que en los primeros seis meses marcaron el nivel récord de U$S 635 millones.

A eso cabe agregar, como sostuvo el economista Pablo Lara, que en los anteriores tres años se produjo una liquidación de vientres. Pero para los especialistas las perspectivas del negocio son distintas ahora, pues se asiste a un proceso de recomposición de los rodeos que, con el tiempo y si no se interrumpe, permitirá mayor producción.

Mejoras. De acuerdo c

Temas en esta nota