Congreso de Aapresid: críticas a la regulación de los transgénicos

Además de las conferencias sobre los nuevos paradigmas en siembra directa, el XIII Congreso de Aapresid tuvo un espacio para los desafíos de la biotecnología mundial...

Por
13deAgostode2005a las05:20

Rosario (De un enviado especial).- Además de las conferencias sobre los nuevos paradigmas en siembra directa, el XIII Congreso de Aapresid tuvo un espacio para los desafíos de la biotecnología mundial, en especial la fuerte regulación de los organismos genéticamente modificados (OGM), que impediría en algunos casos el lanzamiento de productos beneficios para la salud.

En este sentido, Ingo Potrykus, impulsor del desarrollo del "arroz dorado", un OGM biofortificado con provitamina A, expresó que en los últimos seis años la dureza de las distintas regulaciones internacionales ha impedido que se utilizara este producto, considerado vital por los especialistas porque cubriría mejor las necesidades nutricionales de esta vitamina y evitaría además la ceguera de miles de niños en los países del sudeste asiático.

"El sistema regulatorio es responsable de miles de muertes. ¿A quién debemos culpar por esto que cuesta vidas?", dijo Potrykus a LA NACION. Según este experto, hoy ocurren 6000 muertes diarias por problemas de deficiencias de vitamina A y alrededor de 500.000 chicos pierden su visión por año.

"Es difícil comprender la demora en utilizar la tecnología del arroz dorado frente a estas cifras", afirmó el especialista, quien agregó: "Además de retrasar el avance, el sistema regulatorio es caro, porque para que un evento pase las normas se necesitan 20 millones de dólares". Potrykus culpó a distintas organizaciones ecologistas por la oposición a la aprobación de nuevos transgénicos. Una de las opciones que el especialista estima viable para que se acelere la liberación de OGM es que no se los considere como tales sino como plantas con determinadas características. "El arroz dorado debería ser visto como un nuevo tipo de arroz", señaló. Potrykus cree que recién hacia 2008/2010 se podría implementar la técnica del arroz dorado.

Consultado por las regulaciones en materia de biotecnología existentes en la Argentina, el especialista subrayó: "Aquí hay un sistema sensato; estaría feliz si otros países siguieran ese camino".

 

Temas en esta nota