Lavagna defendió las retenciones a lácteos

Roberto Lavagna salió ayer a defender su receta para contener los precios de los alimentos.

Por
18deAgostode2005a las15:44

Roberto Lavagna salió ayer a defender su receta para contener los precios de los alimentos. Frente a las críticas de las asociaciones de consumidores, el ministro señaló que la suba de retenciones a los lácteos "tuvo efecto en el marco de lo esperado". Una traducción para la gente sería la siguiente: el Gobierno no pudo impedir que las empresas lácteas —tras romper el acuerdo que habían firmado con Agricultura— retocaran algunos valores, pero sí logró evitar un alza todavía mayor.

El propio Lavagna, en conferencia de prensa, repasó la cronología de los hechos: el precio de la leche cruda al productor se mantenía en 48 centavos, pero luego subió a 53 centavos y en julio pasado se realizaban algunas operaciones por hasta 60 centavos. "Allí fue cuando se tomó la decisión de subir la retención", recordó Lavagna. Luego explicó que el precio a los tamberos quedó "en el orden de los 52 o 53 centavos y se evitó la suba que llegaba a los 60".

El 22 de julio, Economía decidió llevar de 5 a 15% las retenciones a la exportación de leche en polvo, y a 10% las de quesos, luego de negociar infructuosamente con las usinas lácteas una prórroga del acuerdo de precios firmado en abril. Las empresas, con el argumento de que no podían hacer frente el aumento de la materia prima, habían dado por caído el pacto . Así, a fines de mes se produjeron los primeros retoques. De acuerdo con el INDEC, el sachet aumentó 1,4%, hasta 1,43 pesos. Para agosto, todavía no hay números oficiales.

Para Lavagna, el hecho de que el impacto de los aumentos sobre el consumidor (en lo que va del año, el sachet subió 6%) haya sido menor a la trepada de la materia prima (que según un índice promedio elaborado por Agricultura fue de 22%) demuestra la eficacia de las retenciones como herramienta contra la inflación. Para el ministro, de todos modos, la solución a mediano plazo es producir más leche, carne y otros alimentos exportables, "porque los mercados internacionales están espectacularmente activos y porque el consumo interno, cosa que también es muy buena, se sigue recuperando".

Con números usualmente diferentes a los del INDEC, las asociaciones de consumidores mostraron ayer su desacuerdo con la estrategia oficial, y reclamaron medidas más duras, como la rebaja del IVA a la mitad en los 65 productos de la canasta básica. "No es como dice Lavagna. Las retenciones no fueron un éxito para el consumidor, ya que los lácteos siguen aumentando: el litro de leche pasó de 1,45 a 1,80 pesos", remarcó la presidenta del Centro de Educación al Consumidor, Susana Andrada.

Temas en esta nota