Terminaremos con la venta de ganado chico en las carnicerías.

Marcelo Rossi explicó que apuntan a elevar la cantidad y el peso del ganado vacuno y evitar aumento de precios...

22deAgostode2005a las09:11

El crecimiento de las exportaciones y la recuperación del consumo interno de carne vacuna presionan sobre el precio. Sin embargo, la cantidad y peso del rodeo en la Argentina no crece al mismo ritmo. Por eso, el director de la Oficina de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Marcelo Rossi, explicó a la La Capital las medidas que lanzarán a partir de esta semana para intentar revertir este panorama.

-El crecimiento de las exportaciones empieza a encontrar un techo en la capacidad productiva, que presiona también sobre los precios internos. ¿Están pensando en algunas medidas para modificar esta situación?

-En el corto plazo pondremos en marcha una serie de medidas. Agricultura lanzará un programa de trabajo en aquellas provincias donde los servicios no están estacionados y hay problemas de manejo, que con simples herramientas se puede mejorar mucho la productividad. Pondremos equipos de trabajo con vehículo para que estacionen los servicios, lleven programas de manejo e inseminen.

-¿Cuáles son las otras medidas?

-Cambiaremos de forma inmediata el sistema tipificación. Una media res para pasar de categoría de ternero a novillito la subiremos de 73 a 85 kilos. El objetivo es incrementar el peso de los vacunos. Queremos llegar a 242 kilos. También subiremos el peso para pasar de vaquillona/novillito a vaca o novillo.

-Desde el sector proponen la exención de ganancias para los kilos excedentes desde un determinado peso como mecanismo. ¿Qué opina?

-Charlamos mucho con Economía sobre esta variante, pero para esto se necesita una ley del Congreso, que en un año electoral es difícil de lograrlo, y necesitamos incrementar el peso del ganado de forma urgente. Por eso, además de subir las categorías, suspenderemos la emisión de DPA para enviar a faena a animales de menos de tantos kilos. Terminaremos con la venta de animales chicos se ven diariamente en las carnicerías. Llevamos registros donde aparecen medias reses de 50/51 kilos. Un despropósito.

-¿Cómo harán para que esto no repercuta en los precios?

-Es cierto que la industria frigorífica no cumplió con el acuerdo firmado, pero trataremos de firmar otro en el que esté más obligada a cumplir. Los estudios que hicimos indican que si aplicáramos estas medidas de forma inmediata se les estaría restando cerca el 20% de la faena mensual, lo que incidiría en los precios. Por eso impondríamos las reglas de juego en los próximos días, pero que entren en vigencia a partir del 1º de noviembre.

-¿Habrá un programa específico para la inseminación de ganado?

-Saldremos a inseminar como Estado para demostrarles a los productores que tienen el toro todo el año las ventajas de lo que es un servicio estacionado, una buena cabeza de parición y lo que implica después esto en la alimentación y manejo de rodeo, y un destete más o menos parejo.

-¿Estudian otras medidas?

-Empezamos con esto. Si lo podemos acompañar con alguna otra medida como un subsidio de uno o dos puntos de tasa para lo que es alimentación sería mejor.

-¿Cómo se está complentando el ciclo de la Hilton?

-Favorablemente. Lo más importante de todo es que con un año calendario por delante hay previsibilidad.

-Sin embargo siguen existiendo quejas de los frigoríficos en Santa Fe sobre el reparto de la cuota.

-En la medida que sigamos en este camino estaremos cada vez mejor. La past performance ha sido aplastante, que es el viejo reclamo de la industria frigorífica de Santa Fe. De 10.800 toneladas que eran entregadas por medidas cautelares, el año pasado se logró bajarlas a poco más de 700 toneladas. Pero no nos conformamos y por eso hemos puesto a trabajar un equipo de abogados, que está siguiendo las causas pendientes juzgado por juzgad

Temas en esta nota