El frigorífico Swift pasaría a manos de un grupo brasileño.

La firma Friboi quiere hacerse del 85,3 por ciento de la compañía argentina...

30deAgostode2005a las08:09

La venta se concretaría en los próximos días.

El grupo de Brasil es el cuarto exportador mundial de carnes.

La operación ascendería a los 200 millones de dólares.

El frigorífico brasileño Friboi está a punto de comprar la mayoría del paquete accionario de Swift Armour, la empresa procesadora y exportadora de carnes más importante de la Argentina, por un monto que, según fuentes del mercado, rondaría los 200 millones de dólares.

La operación representa el negocio más grande de los últimos 30 años en este sector, y significa una nueva inyección de capitales externos en la industria frigorífica local, después de las compras de los frigoríficos Finexcor a cargo de Cargill, y de AB&P, por parte de un inversor inglés relacionado con el supermercado Tesco.

De todos modos, la dimensión de la transacción entre Swift y Friboi no tiene comparación con las anteriores. La compañía brasileña es una de las cuatro principales exportadoras de productos cárnicos del mundo, y con la adquisición de Swift este complejo dominaría más del 50% del mercado internacional de conservas y carnes termoprocesadas (corned beef, IQF, comidas preparadas, entre otros).

La firma brasileña nació en 1953, en Anápolis, en el centro oeste de ese país, y actualmente tiene 14 plantas frigoríficas, cría ganado en campos propios y es el principal exportador de carnes de Brasil, con clientes en 70 países. Además, desarrolló una línea de productos de limpieza e higiene y una empresa de transportes.

Los términos de la operación aún no fueron revelados en forma oficial, aunque algunas fuentes del mercado financiero sostienen que Friboi tiene el respaldo de un préstamo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil. La compra casi se concreta ayer, pero tuvo que demorarse para los próximos días, porque todavía restan definir algunos detalles administrativos.

Según pudo saber LA NACION, Friboi adquirirá el 85,3% del paquete accionario de Swift, del cual un 49% está en mano de los fondos de inversión JP Morgan y Greenwich Street Capital Partners. A su vez, el accionista mayoritario, Carlos Oliva Funes, decidió desprenderse de un 36,5% de su participación. No obstante, este empresario continuará al frente de la compañía en la Argentina y tendrá reservado un lugar en el directorio general de Friboi, una empresa propiedad de la familia Mendoza Batista.

La noticia del ingreso de Friboi en la industria frigorífica argentina se suma a las compras realizadas en los últimos años por otras compañías brasileñas, como la cementera Loma Negra, por parte del grupo Camargo Correa, y la compañía energética Pecom, por Petrobras.

Swift es el principal frigorífico exportador argentino. Concentra el 56% de la producción de carnes cocidas congeladas, embarca el 68% de los productos enlatados y factura unos 160 millones de dólares al año. En el mercado interno participa con el 30% del total del comercio de carnes, pero su fuerte es la exportación de productos con valor agregado. Uno de los pasos más importantes fue la compra en 2002 de Cabaña Las Lilas, del empresario Octavio Caraballo, que le permitió a Swift ingresar en el segmento de cortes de alta calidad.

Una larga trayectoria

La historia de esta compañía en la Argentina comenzó a forjarse en 1907, como parte del grupo pionero de la industria frigorífica fundado en Chicago, Estados Unidos, por Gustavus Swift y Phillip Armour. Con sus instalaciones en Villa Gobernador Gálvez, en las afueras de Rosario, vivió momentos de expansión y otros teñidos por el escándalo, como el llamado "swiftgate", suscitado por un supuesto pedido de coimas a la empresa por parte de un funcionario del gobierno de Carlos Menem, en 1991.

Poco después de aquel

Temas en esta nota