Británicos aventuran teoría sobre mal de vaca loca.

El origen de la Encefalopatía Espongiforme Bovina, comúnmente llamada enfermedad de la vaca loca, pudiera encontrarse en alimentos para ganado contaminados...

Por
06deSeptiembrede2005a las09:30

Londres - El origen de la Encefalopatía Espongiforme Bovina, comúnmente llamada enfermedad de la vaca loca, pudiera encontrarse en alimentos para ganado contaminados con restos humanos, de acuerdo con científicos británicos.

La teoria, controversial desde su nacimiento, apareció en la revista médica The Lancet, la cual también refiere que en las décadas de los años 60 y 70, Gran Bretaña importó un volumen apreciable de huesos enteros y pulverizados procedentes de cadáveres de animales del sur de Asia.

Con esa materia prima se elaboraron fertilizantes y harina, y se considera que entre sus componentes hubo huesos humanos contaminados con alguna enfermedad similar al mal de la vaca loca.

El autor del artículo de The Lancet, el profesor Alan Colchester, recuerda que los rituales funerarios en la India contemplan el depositar los cadáveres de los seres queridos en las aguas de los ríos, sobre todo en las del mítico Ganges.

Muchas personas arrojan los cadáveres sin cremar, a causa de los costos de este servicio.

Esto pudo propiciar que alguien confundiera huesos humanos con los de algún animal y los vendiera como alimento para ganado.

Algunos expertos en BSE, siglas de la Encefalopatìa Fungiforme Bovina en inglés, miran con esceptismo esta teoría, que pudiera resultar creíble, pero aún le falta un buen trecho en investigaciones y el aporte de pruebas.

Entre sus detractores está el prestigioso médico indio Susarta Shanka, quien afirma que si fuera acertada esta enfermedad sería común en su país y hasta el momento no hay ningún caso reportado.

La BSE apareció en Gran Bretaña en 1988, de acuerdo con informes de las autoridades, y su versión en humanos: la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, causó cientos de muertes.

Temas en esta nota