La primera campaña antiaftosa terminó con más de 58 mill de vacunas.

La primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa de 2005, que se extendió entre enero y julio...

08deSeptiembrede2005a las08:38

La primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa de 2005, que se extendió entre enero y julio, en distintas regiones del país permitió la inoculación de más de 58 millones de bovinos una cantidad similar a la del mismo periodo del año pasado y 4,5 millones más (8%) que en el primer periodo del 2001, cuando se inició el Plan de Erradicación de la enfermedad, según informó el SENASA.

Esta es la novena campaña consecutiva desde abril de 2001 cuando se inició el Plan de Erradicación de la Fiebre Aftosa, y en su desarrollo intervinieron 368 entes de vacunación a nivel nacional autorizados por el SENASA y más de 6.000 agentes oficializados, afectados a los operativos de vacunación. La inoculación comenzó en Enero en las provincias de Catamarca y Tucumán, y finalizó en Julio en Salta.

La vacunación contra la fiebre aftosa se trata de una acción sanitaria indispensable para resguardar la inmunidad de la ganadería argentina, avalada por más de veintitrés meses sin registro de focos en todo el país, y la recuperación del estatus internacional de país libre de la enfermedad al norte del Paralelo 42, alcanzado el 19 enero último en el seno de la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE).

En las nueve campañas se aplicaron más de 500 millones de dosis de vacuna antiaftosa. Durante esta última campaña de 2005 se utilizó, por primera vez, una vacuna pentavalente con la incorporación de la Cepa viral C. A partir de la segunda quincena del mes de abril la dosis contiene los tres tipos virales A, O y C.

Del total de las aplicaciones de las vacunas, el 37 por ciento correspondió a la provincia de Buenos Aires -21,5 millones de cabezas-, dos millones de cabezas más (10%) que en similar campaña del 2001.

Luego se ubican Santa Fe con el 12,5 por ciento -7,2 millones de cabezas- y más de 400 mil bovinos (6,1%) por encima de la primera vacunación de 2001; Córdoba, 11,3 % del total -6,6 millones de cabezas - casi 300 mil cabezas menos (4.2%) respecto al 2001, debido a una relocalización de los bovinos por el avance de las áreas sembradas principalmente con soja.

Además la provincia de Corrientes tuvo una participación del 8 por ciento del stock total vacunado -4,6 millones de bovinos- y casi 500 animales más (11,2%) que en el 2001 al igual que Entre Ríos con un 8 por ciento del total -4,6 millones de cabezas- y casi 600 animales más (14%) que en el 2001; y La Pampa con el 7 por ciento del total -4.045.031 cabezas vacunadas- 320.000 bovinos más (9%) que en el 2001.

El resto de las provincias suman el 16,1% del stock total vacunado -9,5 millones de bovinos-, aumentando en conjunto 1 millón de cabezas vacunadas respecto al 2001 (12%).

La superación en el número de las cabezas vacunadas de las campañas iniciales, se debe al ajuste de los procedimientos de programación/vacunación y, fundamentalmente, al reordenamiento de las fechas en las que se llevaron a cabo los periodos en cada provincia o región, para lograr realizarlos cuando el rodeo bovino se encuentra con su carga máxima de animales, es decir al tener sus terneros paridos.

De la evaluación a nivel nacional, surge que el 90 por ciento de los bovinos vacunados en esta campaña, aproximadamente 52 millones de cabezas, recibieron su dosis dentro de los 60 días corridos y los 6.1 millones restantes, el 10 por ciento, lo hicieron entre los 61 y 90 días de campaña.

En ese marco los meses de marzo (25 millones de dosis aplicadas) y abril (18 millones) marcaron el pico máximo de actividad vacunal concentrando el 74 por ciento de las dosis aplicadas.

Las provincias de Buenos Aires (95%), Río Negro (96%), La Pampa (98%), Santa Fe (91%) y Córdoba (91%), fueron las que más altos porcentajes de cobertura vacunal log

Temas en esta nota