El INTA respalda la decisión de fijar peso de faena vacuna.

Técnicos del instituto afirman que no se deben comercializar reses de bajo peso si se quiere llegar a mas mercados...

Por
20deSeptiembrede2005a las08:29

La conducción central de la Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Pringles respaldó la medida del Gobierno, respecto de establecer un peso de faena vacuna, al señalar que "la faena de animales chicos no es técnicamente correcta".

Así lo hizo saber a la prensa el especialista Aníbal Fernández Mayer, quien también es titular de la Oficina de Información Técnica de la localidad bonaerense de Coronel Pringles (OIT).

El técnico afirmó que "no se pueden faenar animales tan chicos si queremos ganar más mercados", en abierto apoyo a la decisión oficial de prohibir por 90 días la faena de bovinos que tengan un peso menor a 300 kilos.

Fernández Mayer, titular del INTA de Coronel Pringles, aseguró estar "de acuerdo con la medida", aunque reconoció que "se puede debatir el modo" en que se comunicó la disposición oficial, que no se consultó con los operadores del negocio de ganados y carnes.

Luego justificó la resolución de fijar un piso de faena, porque recordó que "en Europa y Estados Unidos, en la década del ochenta, se prohibió faenas por debajo de los 350 kilos; es decir, los engordes a corral arrancan con 350 y terminan con 550/600 kilos".

Además, afirmó que "en Estados Unidos tampoco hicieron una compulsa popular para ver si era buena o no la medida, simplemente se tomó, como se toman en Europa muchas otras medidas en el tema agropecuario sin consultar a los gremios", en diálogo con CampoNova.

Para el especialista, la norma adoptada por el Gobierno nacional "se puede discutir si está bien o no haber consultado al sector. Pero como técnico, me parece una medida coherente y una irracionalidad estar matando un ternero de 220 kilos para poner en la góndola una carne ''mas tierna''", subrayó.

"Justificar la faena de animales tan chicos por ese motivo me parece una locura; técnicamente no es correcto", aseguró el profesional.

Consultado respecto del escenario que se presentará para los engordadores de hacienda a corral, tras la implementación de la normativa, así como si será sustentable, el analista explicó que Argentina ya tiene una posición en el mundo, así como que "cada vez se nos presta más atención como proveedores de carne, y como tales, tenemos que proveer con cantidad, con kilos de carne y si se faenan terneras o terneros de 240/250 kilos no vamos a tener esa carne para poder exportar", opinó.

También puntualizó que a los productores de sistemas de feed lot que le han planteado cómo hacer para elevar los kilos a esos 300 exigidos, "les digo que si se les cae la estructura productiva por darle 50 kilos más a un animal, eso demuestra la debilidad del sistema".

"Lo vengo diciendo hace mucho: el sistema de engorde a corral no es sustentable en el tiempo y mucho menos de terneros", subrayó y acotó que el engorde a corral de terneros es una modalidad productiva "muy inestables", debido al valor de los insumos y en especial de los commodities agrícolas para elaborar raciones balanceadas.

Temas en esta nota