La actual clasificación de riesgo del mal de la vaca loca perjudicaría a Argentina.

La Comisión Bicameral de Seguimiento en el Tratamiento de las Negociaciones Agrícolas Internacionales ante la OMC repudio la reglamentación aprobada por la Organización Mundial de Sanidad Animal...

Por
23deSeptiembrede2005a las08:41

La Comisión Bicameral de Seguimiento en el Tratamiento de las Negociaciones Agrícolas Internacionales ante la OMC repudio la reglamentación aprobada por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OEI), que establece tres nuevas categorías de riesgo de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), conocida mundialmente como mal de la vaca loca, y advirtió que “producirá un perjuicio a nuestro país”

Los legisladores manifestaron su preocupación ante las “recomendaciones dispares” emanadas por el organismo internacional el respecto a dos enfermedades diferentes tales como la Fiebre Aftosa y la EEB.

Al tiempo que consideraron que la nueva reglamentación del organismo internacional “sería injusta para aquellos países que vienen realizando sostenidos esfuerzos a fin de mantener sus estándares sanitarios”.

Según explicaron: “esta norma clasifica como seguros a productos (sangre y músculos esqueléticos) que no cuentan aún con una comprobación científica claramente determinada”.

En esa línea, advirtieron que “la nueva reglamentación producirá un perjuicio a nuestro país porque establece una contundente diferenciación entre los países en los cuales no se detectó ningún caso de EEB, y aquellas naciones que han registrado focos de esta enfermedad, aun cuando los hubiera podido controlar y eliminar".

En consecuencia los integrantes de la Bicameral coincidieron en que "esta clasificación apunta a diferenciar ambos casos, debido a que la aparición de estos focos demuestra inexorablemente una falencia en los sistemas de controles establecidos”.

Por último, los legisladores se mostraron sorprendidos por la ausencia del representante argentino ante la OIE al momento de la votación de esta normativa. “Nos preocupa que la defensa de los interesas de nuestro país no haya estado a la altura de las circunstancias, en materia de sanidad animal”, indicaron.

Temas en esta nota