Aumenta el área de siembra para el girasol.

La tendencia acerca de la superficie que se implantaría con cultivos de cosecha gruesa para la próxima campaña...

Por
23deSeptiembrede2005a las08:49

La tendencia acerca de la superficie que se implantaría con cultivos de cosecha gruesa para la próxima campaña, muestra un aumento del área a sembrarse con girasol, estimado en más del 23 % en relación CON la campaña anterior.

El incremento estaría dado por la mayor cantidad de hectáreas que se sembrarán en Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero, lo que permite compensar el descenso del área prevista para el sur cordobés y el centro oeste de Buenos Aires.

Las estimaciones, preliminares aún, acerca de la superficie que se implantaría con cultivos de cosecha gruesa para la próxima siembra, muestran como tendencia, el aumento del área a sembrarse con girasol, pero siempre dependiendo de las variables del clima.

La superficie a implantar se incrementaría en un porcentaje superior al 23 %, con relación a la campaña anterior, previéndose una cobertura de 2,4 millones de hectáreas.

A esta estimación de aumento de área contribuye la mayor cantidad de hectáreas que se sembrarán en Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco y Santiago del Estero, lo que permite compensar el descenso de área prevista para el sur cordobés y el centro oeste de Buenos Aires.

MAÍZ. Distinta es la tendencia que preliminarmente se verifica para el maíz. En este caso se considera una disminución del área a implantar del 5 % por debajo de la anterior campaña.
De esta manera, el área total maicera (grano + forraje) se ubicaría en -3,15 millones de hectáreas, con caídas en el centro norte bonaerense, sur de Santa Fe y Entre Ríos; únicamente se prevé aumento de coberturas para la provincia de La Pampa.
También se registraría una caída similar para el sorgo granífero (-5 %), con una intención de cobertura de 585 mil hectáreas. Para el arroz se estima una leve recuperación (1 %) con una cobertura de 166 mil hectáreas.

TRIGO. Las condiciones climáticas de escasas precipitaciones que sucedieron en el último mes, impidieron la concreción de las intenciones de siembra de trigo previstas inicialmente, tanto en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y centro sur de Córdoba.

El balance final de superficies sembradas, indican que el total implantado con trigo será de 5 millones de hectáreas, lo que representa una disminución cercana al 20 % con relación a la anterior campaña.

A las zonas indicadas, la falta de humedad adecuada trajo también como consecuencia, una disminución en las coberturas en el norte de la región triguera (Chaco, Tucumán, Santiago del Estero) originalmente previstas con este cereal.

Los cultivos del centro y norte santafesino y de Córdoba, están padeciendo situaciones de estrés climático, situación que —de no revertirse— ocasionará caídas en las productividades físicas por hectárea.

En las demás regiones, el cultivo evoluciona favorablemente, no obstante lo cual deberá seguirse atentamente el tema climático para ponderar las futuras producciones.

Temas en esta nota