Restricción a la venta de campos a extranjeros.

Aplican controles a los capitales...

Por
26deSeptiembrede2005a las07:55

Una singular interpretación por parte del Banco de la Provincia de Buenos Aires de la norma que regula el movimiento de capitales en el mercado cambiario traba la venta de campos a extranjeros, según advirtieron inmobiliarias rurales.

Entre otras cosas, el decreto 615, de junio último, dispuso el control de divisas para los no residentes que adquieren moneda local, activos o pasivos financieros que constituyen un depósito nominativo, no transferible y no remunerado sobre el 30% del monto involucrado en la operación por el plazo de un año.

Como la norma sí excluyó la inversión extranjera directa, considerada de esta manera la compra de un campo por parte de un inversor externo, no residente, no debería quedar alcanzada. No obstante, según sostienen en algunas inmobiliarias del sector, en la práctica el Provincia aplica el control de capitales para la adquisición de tierras, lo que dificultaría la concreción de nuevas operaciones.

En los últimos años, la participación de inversores externos en la adquisición de tierras osciló entre el 10 y el 20% del mercado de este rubro, según fuentes del sector.

"Hoy no se está incentivando la inversión como quiere el ministro Lavagna, porque hay bancos que interpretan de diferente manera el decreto. Yo tenía un inversor italiano dispuesto a invertir en un campo, pero resulta que ahora no quiere traer la plata porque le retienen el 30%", expresó Alejandro de Elizalde, director general de Elizalde, Garrahan & Cía.

Después de averiguar entre varias entidades cómo podía canalizar la inversión de ese cliente, Elizalde se encontró, según dijo, con que en el Banco Provincia de Buenos Aires le informaron que debería ser inmovilizado ese porcentaje de la operación si el dinero ingresaba en una cuenta del vendedor.

"Interpretan que hay que retener, aun cuando el dinero vaya a un campo. Por eso, ante la duda, el inversor no va a traer la plata", indicó el directivo de la firma, quien además agregó: "Toman esto como si se tratara de algo financiero".

Control

Una fuente del Banco Provincia confirmó que la entidad retiene el 30% del dinero de esta operación. "Esto cae bajo el control de capitales; es una operación a la que se le aplica el decreto y las normas del Banco Central. Se hace porque el inversor está trayendo la plata a la cuenta de un tercero y el banco no va a preguntar para qué es el dinero", señaló.

Sin embargo, en el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que ha elaboró distintas comunicaciones sobre el decreto, otra fuente, que pidió reserva de su nombre, precisó que, contra lo que sostuvieron en el Provincia, no corresponde el control de capitales ante una inversión extranjera en un campo.

"La compra de un campo es una inversión extranjera directa; el decreto claramente la excluye [del control de capitales]. No obstante, para comprobar que esa plata vaya al campo lo mejor es que con la liquidación de las divisas se realice la escritura", indicó.

En varios bancos privados coincidieron con el mismo concepto. "No se tiene que inmovilizar [el 30% de la operación a un año]; con la escritura se comprueba que el dinero va para la compra del campo", afirmaron en el Banco Río.

Ante una consulta de LA NACION, en otras inmobiliarias rurales explicaron que hasta el momento no tuvieron problemas con las entidades bancarias que operan habitualmente cuando canalizan inversiones extranjeras en campos. De todos modos, aclararon que no saben cuál podría ser la situación cuando deban volver a cerrar una venta con un comprador externo.

"La compra de un campo es para más de un año de plazo", afirmó Roberto Frenkel Santillán, vicepresidente de Bullrich Campos.

Temas en esta nota