¿Cuánto durará la fortaleza?. Flavia Rossi de fyo.com.

La cosecha estadounidense ya empezó y, aún cuando la mercadería no está saliendo normalmente por los puertos, la presión estacional ya se está sintiendo en Chicago...

Por
28deSeptiembrede2005a las09:16

La cosecha estadounidense ya empezó y, aún cuando la mercadería no está saliendo normalmente por los puertos, la presión estacional ya se está sintiendo en Chicago. Los precios locales se mostraron sostenidos frente a las bajas internacionales.

Es sorprendente que la soja y el maíz disponible se estén negociando en los niveles más fuertes de los últimos años para esta época, mientras el trigo está en relaciones similares a los de la campaña 2002/2003, cuando la producción fue mucho menor.

Con gran optimismo se ha señalado en varias oportunidades esta fortaleza, al tiempo que se recomendaba aprovechar la situación excepcional diseñando una estrategia apropiada para la venta.

Algunos datos difundidos recientemente advierten que los efectos secundarios de esta fuerza se están sintiendo, ya que la colocación de la mercadería no ha sido tan fácil para los exportadores durante las últimas semanas.

Soja. Se ha vendido menos poroto y subproductos de soja en las últimas semanas; prácticamente no se reportaron negocios sobre la harina y muy poco volumen de aceite en el último informe. Esto tiene su lógica al observar los precios relativos: el poroto de soja local ya no es competitivo en China, y la tonelada argentina puesta en destino se negociaba esta semana a cinco dólares más que la estadounidense; 282 dólares y 277 dólares respectivamente.

Los márgenes de molienda del principal importador están mejorando y es comprensible que las nuevas compras se concentren en el mercado norteamericano. Este cuadro de situación se está confirmando con los rumores de negocios y las ventas declaradas el jueves por el Usda.

Maíz. También se desaceleró el fuerte dinamismo que tenía, y prácticamente no hubo operaciones durante los últimos días. El promedio semanal de negocios fue de 200 mil toneladas durante agosto —con picos de 350 mil toneladas— pero cayó a 160 mil toneladas en septiembre. Además, no se registraron operaciones con destinos sudamericanos o europeos (a diferencia de la semana anterior), y sólo hubo transacciones con Egipto y Ghana.

El ingreso de la cosecha estadounidense al circuito plantea la necesidad de que el maíz se mantenga competitivo para seguir logrando éxito en los mercados. Esta semana, el grano argentino llegó a Japón a 138 dólares por tonelada, mientras que el maíz americano cotizó a 141 dólares.

Trigo. No pudo ser la excepción. Recientemente se ha manejado la posibilidad de que la producción se haya subestimado y —según esta hipótesis— los mayores stocks explicarían la calma que está atravesando el mercado. Sin embargo, independientemente de los ajustes que se hagan por el lado de la oferta, la escasa demanda explica las recientes bajas.

Durante agosto se había comprometido semanalmente un promedio de más de 60 mil toneladas, mientras que, en lo que va de septiembre, la cifra bajó a 20 mil toneladas. Además, casi no se registraron operaciones durante la última semana y, aún cuando el trigo sigue siendo competitivo en Brasil, sólo se han vendido 30 mil toneladas durante este mes en ese mercado.

La actividad volvió a estar concentrada en los destinos extra Mercosur. Datos como éstos recuerdan que nada dura para siempre, y que hay que prestar atención a la evolución conjunta de los mercados, porque eso permite aprovechar a tiempo las fortalezas relativas.

Temas en esta nota