Feed lots con costos más altos.

Los feed lots que engordan hacienda propia para el mercado tienen en claro que la medida que prohíbe a partir del 1° de noviembre la faena de animales con menos de 300 kilos...

Por
01deOctubrede2005a las05:30

Los feed lots que engordan hacienda propia para el mercado tienen en claro que la medida que prohíbe a partir del 1° de noviembre la faena de animales con menos de 300 kilos no sólo los obligará a subir el peso de compra, sino también a gastar más plata por cada kilo producido.

"Yo compraba muchos terneros de destete precoz con 90/100 kilos y vendía con 240/270 kilos, sobre todo a la hembra. Todo eso lo voy a tener que cambiar; habrá que aumentar el peso de compra, con no menos de 160/180 kilos, para llevar la vaquillona a 310/320 kilos", comentó Ricardo Villar, de Maeti Pecuaria, de Baradero, empresa que engorda y vende unas 600 cabezas por mes.

Según Villar, el costo por kilo producido en el corral podría subir entre un 10 y un 15 por ciento, por la menor conversión en carne, al pasarse del engorde de un animal de 100 a 260 kilos a otro de 160 a 320 kilos. "El kilo metido en el corral va a ser más caro", dijo a LA NACION.

"Esto se agravará aún más porque, tras haber prohibido en marzo de 2004 la Secretaría de Agricultura a los promotores de crecimiento, la conversión nos cuesta entre un 10 y un 15% más. El Gobierno quiere incrementar la producción de carne pero suspendió los promotores, que la aumentan", remarcó.

Villar dijo que el límite a la faena debería haber sido de manera gradual. "Estamos de acuerdo en subir el peso de faena, pero no con una prohibición; pretendemos que esto sea escalonado", afirmó.

Cambios

José Luis Tiviño, propietario de Tajsa SA, empresa que a través de su feed lot engorda en Magdalena unas 14.000 cabezas por año, también va a subir el peso de compra. Además, introducirá cambios en la dieta de la hacienda que sale a la venta.

"Antes estaba comprando los animales en torno de los 170 kilos; ahora vamos a tener que hacer esto con 200/220 kilos para luego llevarlos a 330/350 kilos", expresó el productor.

Tiviño, que terminaba como "bolita" entre el 60 y el 70% de su hacienda, ya está llevando adelante una recría en el mismo corral de encierre. "Calculamos que el animal va a estar entre 120 y 130 días en el corral, contra 75 días de antes", señaló.

En esta empresa también habrá cambios en la alimentación que harán subir los costos de la terminación. "Tendrá más fibra (con rollos de pasturas) y menos energía y proteína. Hasta ahora le poníamos de todo, con bastante maíz. Tendremos una dieta más costosa", indicó el propietario de la firma Tajsa.

Temas en esta nota