Carnes: cambian los límites para la faena

El Gobierno nacional introdujo ayer flexibilizaciones en las regulaciones sobre los pesos mínimos de faena para la carne vacuna.

Por
05deOctubrede2005a las08:19

El Gobierno nacional introdujo ayer flexibilizaciones en las regulaciones sobre los pesos mínimos de faena para la carne vacuna. Dará un mayor margen a los productores ganaderos para adecuarse a una medida que, en los papeles, busca incrementar la producción de carne y elevar el peso medio de los animales enviados a los frigoríficos.

El objetivo oficial es contar con mayores volúmenes de carne –con el mismo stock de cabezas– y abastecer en forma regular la demanda del consumo interno, que se incrementará en la última parte del año, y el aumento de las exportaciones.

Junto a otras medidas, como los acuerdos para mantener los precios de la media res y de una grilla de 12 cortes en las góndolas, el Gobierno procura, además de asegurar una oferta fluida, evitar que este producto de gran incidencia en la canasta básica de los alimentos alimente las expectativas inflacionarias.

Durante enero-agosto, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) fiscalizó exportaciones por 383.592 toneladas y 874,4 millones de dólares, lo que representó, según los cómputos oficiales, un crecimiento del 30 por ciento en volumen y del 31 por ciento en divisas, respecto al mismo período de 2004.

Ayer, el secretario de Agricultura, Miguel Campos, firmó la resolución 729, a través de la cual se modifica el peso mínimo para faenar bovinos de las categorías mamones y terneros (machos y hembras), establecido en la resolución 645, firmada el pasado 24 de agosto.

De acuerdo con la nueva disposición, a partir del 1º de noviembre, sólo se podrán faenar animales que superen los 260 kilos en pie. Hasta ahora, el peso permitido estaba fijado en 300 kilos. Ese límite será de 280 kilos a partir del 15 de diciembre, en tanto que a partir del 31 de enero de 2006, sólo se podrán faenar animales que superen los 300 kilos.

Según explicó Agricultura, los cambios en la regulación original surgen de las conversaciones mantenidas en los últimos días en la denominada Mesa de Ganados y Carnes, en la que están representados los sectores de la producción.

“Así, la resolución firmada hoy (por ayer), sigue en línea con los objetivos de la propuesta original; esto es, mantener y promover el crecimiento del rodeo bovino nacional y, al mismo tiempo, hacer frente a la creciente demanda de carnes, tanto interna como externa”, indicó la cartera rural.

Más allá de este cambio, en ámbitos de la producción ganadera el esquema sigue encontrando una fuerte resistencia. “Desde nuestro punto de vista, acá se sigue hablando de condicionar, de limitar; no se habla de incentivar la producción y no se piensa en los factores adversos que puede generar esta medida en las zonas de cría y alejadas de los centros de consumo”, advirtió Bernardo Laurel, secretario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

La entidad, directamente, había solicitado la suspensión de la norma. “Es una medida dirigista que en nada ayuda a incrementar la producción y, según algunos expertos, puede ser recurrida por inconstitucional”, afirmó Lauret.

Temas en esta nota