Fallos favorables para sanear la cuota Hilton

Rechazan medidas cautelares pedidas por dos frigoríficos

06deOctubrede2005a las08:23

Uno de ellos había reclamado un cupo mayor sin cumplir los requisitos mínimos

El otro había sido el mayor beneficiado por la distribución efectuada el año pasado

El Gobierno logró dos fallos importantes en busca del saneamiento judicial de la cuota de exportación de carne tipo Hilton -representa un negocio de 200 millones de dólares anuales-, que, en forma recurrente, origina sospechas en torno de la adjudicación que realiza la Secretaría de Agricultura.

Esto significa un cambio de paradigma en cuanto al seguimiento oficial de los amparos judiciales que restan atributos a la administración pública en la distribución de la cuota y que contradicen jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia.

La primera estocada contra la participación de los jueces, la mayoría de la órbita civil y comercial, llegó la semana pasada con el rechazo de un pedido de cuota a cargo del frigorífico Subpga, que no cumple los requisitos mínimos de adjudicación, y que este año no recibió ningún cupo; la segunda, alcanzó al Matadero y Frigorífico El Federal, en concurso de acreedores, al que le fue denegada judicialmente por la sala segunda del tribunal en lo civil y comercial de Lomas de Zamora una medida cautelar que databa de varios años atrás. Entre los dos reclamaban para este año unas 1100 toneladas valuadas en ocho millones de dólares.

El elevado grado de judicialización de este cupo de 28.000 toneladas de carne de alta calidad y precio que se exporta a la Unión Europea (UE) llegó a su punto más alto el año pasado cuando 11.000 toneladas, que representan unos 88 millones de dólares, fueron repartidas por polémicos recursos de amparos.

Deudas millonarias

El frigorífico que logró el mayor volumen gracias a la interposición de un medida judicial fue Subpga, con 2600 toneladas (US$ 20,8 millones), a pesar de que no cumplía con las condiciones de adjudicación. Esta empresa mantiene deudas millonarias con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), enfrenta procesos judiciales por obligaciones previsionales impagas y está en concurso de acreedores desde hace 16 años. A pesar de ello, el año pasado, la firma fue la mayor adjudicataria de la cuota por orden del controvertido juez Ricardo Larrosa. El mismo magistrado falló la semana pasada en contra de la empresa beneficiada en 2004.

"Sale a la luz que aparentemente hubo alguna irregularidad, a tal punto que el mismo juez que dictó la cautelar ahora dio marcha atrás con un pedido de la misma empresa", opinó el director ejecutivo del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, Mario Ravettino.

La distribución de la cuota del año pasado encendió la mecha de un escándalo que derivó en una denuncia penal del consorcio que agrupa a Swift y Quickfood, entre otros, contra el secretario de Agricultura, Miguel Campos, y el subsecretario de Política Agropecuaria, Claudio Sabsay, encargado de la operatoria de la cuota.

En la cartera de Agricultura justificaban con insistencia que no podían desobedecer la orden de un juez, pese a que contradecía la normativa vigente. Este año, Campos decidió que fuera la Oficina de Control Comercial Agropecuario (Oncca), a cargo de Marcelo Rossi, la responsable de los detalles de la adjudicación. Así, en la última distribución, el volumen en manos de los jueces apenas alcanzó las 800 toneladas.

"La expectativa es llegar a cero amparos; ahora la Justicia nos da la razón y ese quiere decir que no estamos equivocados", expresó Rossi, que buscó el asesoramiento de juristas como Enrique Paixao, ex secretario de Justicia, para librar la batalla contra el entramado de amparos que encierran a la cuota Hilton.

"La definición del juez Larrosa en cuanto al caso paradigmático de Subpga refleja cierto temor respecto de un manejo transparente de la cuota", consideró el pres

Temas en esta nota