Exportaciones de carne podrían aumentar u$s1.500 millones.

El Ministerio de Economía analizará estrategias para captar mercados para los cortes bovinos, tras el brote de aftosa detectado en Brasil...

Por
22deOctubrede2005a las08:17

(NA) El Ministerio de Economía y la Cancillería analizan una estrategia destinada a captar parte de un mercado de más de 1.500 millones de dólares por exportaciones de carne que perderá Brasil, a raíz de la suspensión de compras del producto a ese país debido a un brote de aftosa.

En total, 41 países comunicaron oficialmente el cierre de sus mercados a la carne vacuna de Brasil, el mayor exportador mundial del producto, tras la aparición de fiebre aftosa en Mato Grosso do Sul, lo cual representa alrededor de 1.500 millones de dólares en la balanza comercial de ese país.

Según trascendió en el Ministerio de Economía, parte de esa estrategia comenzó a analizarse el miércoles último en una reunión que el ministro Roberto Lavagna mantuvo con el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos.

A ese encuentro, en el que participó también el secretario de Política Económica, Oscar Tangelson, seguirán otros de análisis con funcionarios del Palacio San Martín, luego de las elecciones del domingo.

En aquel primer encuentro se habría pensado en campañas publicitarias en los próximos eventos o ferias internacionales, y en el envío de misiones comerciales empresarias a los grandes consumidores de carne de Brasil que anunciaron la suspensión de compras, entre ellos Rusia.

Además, trascendió que empresarios chilenos enviaron representantes a la provincia de Córdoba con el fin de evaluar compras a frigoríficos de esa provincia.

Para los especialistas, la situación por la que atraviesa Brasil, le demandará más de un año para volver a normalizar su oferta de carne al mundo, lapso en el que Argentina podría comenzar a disputar su liderazgo internacional exportador.

Además de Rusia, los mayores clientes de las carnes bovinas brasileñas, los 25 países de la Unión Europea (UE), se sumaron a esa suspensión.

En los últimos días se agregaron a esa nómina Bolivia, Singapur, Egipto, Perú, Mozambique, Namibia, Noruega, Paraguay, Ucrania y Uruguay. También ya comunicaron oficialmente la misma decisión Argentina, Chile, Cuba, Israel y Sudáfrica.

En Economía se espera que esta cancelación de los mercados que sufre Brasil aumente la demanda de carnes de país en el mercado internacional, situación que es vista como una oportunidad importante para imponer la calidad del producto argentino de reconocimiento internacional.

Economía trata de manejar con cuidado esta posible expansión exportadora para impedir que impacte en el mercado interno y provoque un alza en el precio de los cortes, se señaló.

Efectivamente en la primera quincena de octubre algunas entidades de defensa del consumidor ya denunciaron que el precio de la carne se disparó un 5,5 por ciento, pese a que la cadena de comercialización tiene un acuerdo con el gobierno para mantener los precios a los valores de agosto último.

Temas en esta nota