Preocupa en el Gobierno un posible aumento de la carne

Convocó a empresarios del sector a una reunión el jueves próximo

24deOctubrede2005a las08:23

El Ministerio de Economía convocó a los actores del sector de ganados y carnes a una reunión el jueves próximo para evaluar la evolución del precio de este producto de alta sensibilidad inflacionaria, frente a un nuevo escenario que combina una mayor demanda externa y el aumento del consumo interno.

Los últimos focos de fiebre aftosa detectados en Brasil trastocaron todas las proyecciones. Ocurre que una caída del 30 por ciento en las ventas de ese país, como calculan algunos analistas, incrementaría la presión sobre los cortes argentinos que acceden a los mismos mercados que los brasileños, como Rusia y Chile. Según estimaciones de empresarios frigoríficos argentinos, los compradores chilenos, después de haber cerrado el ingreso desde Brasil, podrían demandar hasta un 30% más de carnes, con lo cual habría un impacto en el mercado interno.

"Al menos, la semana próxima podremos encarar las discusiones sin la presión que ejercían las elecciones", consideró el consignatario de hacienda Jorge Aguirre Urreta, que no descartó un planteo en cuanto a derogar la resolución por la cual el Gobierno decidió suspender la faena de animales de menos de 260 kilos a partir del 1° de noviembre. La medida, adoptada hace dos meses y en otro contexto, busca lograr un mayor volumen de carne producida en el país con el mismo stock de ganado. Pero, según el analista Ignacio Iriarte, la suspensión podría provocar en el corto plazo un faltante de hasta 100.000 vacunos livianos que no alcanzarían el peso de faena y, por consiguiente, reduciría el abastecimiento de carnes entre diciembre y enero próximos.

El precio de la carne es hoy una de las mayores preocupaciones de los funcionarios de Economía. En septiembre último se celebró un acuerdo con la industria frigorífica y los consignatarios de hacienda para mantener el valor de la media res (que incluye 17 cortes) en los índices de la segunda quincena de agosto pasado. Pero el acuerdo fue rechazado por las entidades de la producción, que lo interpretaron como una intervención del Estado en el libre juego de oferta y demanda que fija el precio de la hacienda. "Vamos a discutir todos los asuntos que están en el tapete y que puedan afectar los valores de la carne", explicó una fuente de Economía, sin dar mayores precisiones. El encuentro estaba previsto para la próxima semana. En lo que va del año el precio promedio de la carne aumentó un 12,8%.

Los empresarios de la industria frigorífica temen que el Gobierno decida aumentar las retenciones a las exportaciones ante un eventual incremento de los precios de la carne en las góndolas. Según fuentes privadas, en Economía nunca descartaron esa posibilidad (que se acotaría a un segmento de cortes de exportación que también se destinan al consumo local).

Los empresarios afirman que, por ahora, la mayor presión de la demanda externa no llegó. De todos modos, el valor de la tonelada de cuota Hilton, compuesta por cortes de alta calidad y precio, subió casi 2000 dólares en un mes y medio. La semana pasada este rubro no tenía cotización por la sacudida que provocó la salida de Brasil del mercado exportador.

Inquietud

"Es motivo de inquietud cierta euforia de algunos productores ganaderos, operadores marginales del mercado de exportación, ciertos analistas y algunas notas periodísticas por el nuevo escenario", señaló el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, en un comunicado, al descartar las supuestas ventajas para el país de la aparición de aftosa en Brasil.

Rusia también inquieta al mercado local, porque es el principal destino de la carne argentina medido en volumen. Ese país había enfriado últimamente sus compras externas, pero algunos prevén una reaparición de la demanda a partir de noviembre. Rusia se abastecía mucho de Brasil, pero con la aparici

Temas en esta nota