Toda crisis genera oportunidades, ¿estaremos listos? - Flavia Rossi y Eugenia Saini (*)

En estas dos últimas semanas el mundo tuvo que digerir dos grandes problemas sanitarios: el peligro de pandemia de influenza y un rebrote de aftosa en Brasil...

24deOctubrede2005a las12:39

En estas dos últimas semanas el mundo tuvo que digerir dos grandes problemas sanitarios: el peligro de pandemia de influenza y un rebrote de aftosa en Brasil. Cuáles podrían ser los efectos sobre Argentina?.

La gripe aviar

Muchísima preocupación está generando la expansión de influenza aviar (gripe aviaria) en el mundo ante la aparición de aves afectadas en Europa y Sudamérica. Si bien todavía no se confirmó que se trate de las mismas cepas que afectaron a Asia, entre las medidas preventivas está el importante sacrificio de animales sospechados de contagio. Las vías de transmisión son muy fáciles y los humanos también pueden ser afectados, pudiendo llegar a comprometer la vida.

Posibles impactos en el mercado de granos

La reducción del número de animales necesariamente implicará, en el corto plazo, un recorte en la demanda de forrajes. Las exportaciones de aves de los países afectados tardarán mucho tiempo en normalizarse por lo que también, en el mediano plazo, la demanda derivada de piensos sería afectada.

La menor utilización de estos productos aumentaría los stocks y los saldos exportables de estos productos, como el maíz o harinas protéicas. Las exportaciones de harina de soja podrían ser frenadas pudiendo aumentar los stocks y con esto deteriorarse los márgenes de molienda. Si bien la demanda de aceite de soja se mantiene firme en el mundo, el excedente de harina podría limitar a nivel internacional el potencial de subas del poroto. De forma derivada también podría reducirse la preferencia de comer carne de aves, aumentando el consumo de las carnes rojas.

La aftosa

Como si lo anterior fuese poco, los focos de aftosa en Brasil. Cuando confirmaron la reaparición de la enfermedad en el núcleo ganadero del país vecino muchos de sus clientes le cerraron las puertas a la carne de este origen. Se espera que más del 45% de las exportaciones de carne sean afectadas implicando pérdidas millonarias. Los precios internos ya están bajando.

¿Cuáles podrían ser los impactos en el mercado interno? Primero, hay que tener en cuenta que Brasil es el principal exportador y que competidores como Estados Unidos o Australia tienen sus propios limitantes, el primero, los antecedentes de vaca loca; el segundo, la necesidad de recomponer el stock ganadero luego de varios años de sequía. En el corto y mediano plazo no hay sustitutos que puedan abastecer el mercado mundial si se suspende gran parte de las exportaciones brasileñas.

Por esta razón, lo más probable es que se tenga que recurrir a una estrategia política de regionalización de las compras o acortar la duración de las medidas restrictivas. Aún cuando la ventana de tiempo es muy corta, Argentina puede aprovechar la oportunidad durante los próximos 6 meses para ganar mercados como el de Rusia, Europa y Chile.

Sin embargo, debido a que la oferta ganadera es rígida en el corto plazo y la demanda interna es importante, la mejor alternativa sería engordar los animales existentes. La sequía prevaleciente en el norte del país -región a la que se ha corrido el grueso de la actividad pecuaria- ha deteriorado la condición de las pasturas, sin muchas alternativas más que recurrir al engorde a corral o a la suplementación de las dietas con granos.

Esto tendería a aumentar más el ratio de utilización de los feedlots en pleno reacomodamiento del sector para hacer frente a la Resolución 645, que platea restricciones al peso de faena. De concretarse, la capacidad de pago de estos compradores podría mejorar.

Una oportunidad para el maíz

Todavía quedan casi 3 millones de toneladas de maíz en el mercado local para exportar. La mercadería está perdien

Temas en esta nota