Impulsarán la siembra de soja las últimas lluvias

Alivio para los cultivos de trigo con síntomas de sequía

Por
25deOctubrede2005a las08:26

Las buenas lluvias que el último fin de semana cayeron sobre parte de la pampa húmeda, con registros que llegaron a superar los 50 milímetros, contribuyeron a aliviar los efectos de una sequía que en varias zonas estaba afectando lotes sembrados con trigo. Además, permitieron cargar de humedad los suelos para que se retome la implantación de soja, que en los últimos días había entrado en un compás de espera ante la falta de precipitaciones.

En líneas generales, hubo lluvias importantes en la zona agrícola núcleo del norte de la provincia de Buenos Aires. "Tuvimos precipitaciones en torno de los 50 milímetros en Pergamino, Colón, Rojas y Arenales, entre otras ciudades, que llegaron a tiempo para los que no habían empezado con la soja y para quienes ahora tienen que seguir con el cultivo", dijo Gustavo Ferraris, técnico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Pergamino.

En esta región, donde hay lotes con trigos en floración y otros formando granos, las lluvias beneficiaron al cereal que ya no tenía óptimas reservas de humedad. Por el lado de la soja, que en Pergamino ya se había sembrado en algo más del 5% de las 180.000 hectáreas que se suelen implantar, las precipitaciones ahora acelerarán las labores que estaban demoradas. "Algunos contratistas habían parado su trabajo por la falta de lluvias", comentó Ferraris.

"En Venado Tuerto cayeron unos 70 milímetros; esto sirve para que el trigo complete su ciclo y se logren buenos rindes. Para el caso de la soja -que ya ocupa el 30/40% del área proyectada aquí- le da mejores condiciones a la siembra", expresó Gustavo de Deseö, asesor de productores del sur de Santa Fe.

En Córdoba

En la zona de Río Cuarto, en el sur de Córdoba, que en los últimos siete meses sólo tuvo entre 90 y 120 milímetros de los 250/300 milímetros que suele registrar en igual período en un año normal, las precipitaciones oscilaron entre 35 y 80 milímetros. "Ahora se va a largar con firmeza la siembra de soja; en lo que va de octubre sólo pudimos hacer entre el 10 y el 15% del cultivo, contra el 50% que buscábamos lograr", afirmó Gabriel Tellería, productor y consultor. Por una combinación de sequía y heladas en las últimas semanas, aquí los rindes del trigo se ubicarán entre 1500 y 2500 kilos por hectárea, contra 3500/4000 kilos de 2004, según el técnico.

Más al norte de la provincia, en la zona próxima a Jesús María, hubo lluvias de entre 80 y 120 milímetros, aproximadamente. Aquí los trigos están en una situación regular, en tanto que la siembra de soja viene demorada. A todo esto, hubo escasas lluvias, en algunos casos con un máximo de 5 milímetros, en zonas afectadas por la sequía en el norte santafecino y el Chaco.

Fernando Bertello

Temas en esta nota

    Load More