Piden incentivos para carnes sustitutas

El sector cárnico de Córdoba apuesta a incentivar el consumo de carnes sustitutas a la vacuna para que no se genere faltante ni en el mercado interno ni en el externo.

Por
26deOctubrede2005a las08:21

El sector cárnico de Córdoba apuesta a incentivar el consumo de carnes sustitutas a la vacuna para que no se genere faltante ni en el mercado interno ni en el externo. Es que a la Resolución 745, que establece un mínimo de 300 kilos para la faena, se le suma un eventual aumento de la demanda internacional como consecuencia de la detección de fiebre aftosa en distintos estados de Brasil así como una baja en el consumo de pollo a raíz de la gripe aviar. “Si coyunturalmente hay potencialidades para la carne bovina, una decisión sensata del gobierno sería fomentar el consumo de carnes sustitutas como cerdo y conejo, por ejemplo”, consideró Daniel Urcía, directivo de la Asociación de Frigoríficos e Industrias de la Carne de Córdoba (AFIC).

En ese sentido, una medida considerada atinada sería la reducción del 50 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA); es decir, que se pague sólo el 10,5 por ciento por ese tributo a fin de generar una baja en los precios de los cortes de cerdo en las góndolas. Además, permitirá blanquear la actividad y puntualizar cuestiones sanitarias. El consumo de carne de cerdo es de seis kilos por habitante año, contabilizando los chacinados, que en principio representan más del 50 por ciento de la cifra mencionada; mientras que a nivel internacional el consumo llega a 20 kilos.

Algo similar se pide para el caso de la carne de conejo. Actualmente, el kilo de conejo cuesta entre 10 y 11 pesos en el mostrador; cifra elevada en comparación con el resto de las carnes, aún cuando sea más magra y tenga menos desperdicio que los cortes vacunos y el pollo.

Aumentar las exportaciones

El frigorífico de conejos Conecar apuesta a lograr un incremento de las exportaciones a la Unión Europea (UE) como consecuencia de la caída del consumo de carne de pollo a raíz de la gripe aviar que afecta a ese continente. “La carne de conejo es una alternativa que tiene buen consumo en Europa”, comentó Manuel Pérez Diamante, director del establecimiento de Las Varillas. En la medida que este logre ese objetivo también incidirá en los valores de comercialización, los cuales registraron una baja importante en los últimos meses. “El precio está deprimido tanto para el productor como para la industria y una mayor participación en el comercio exterior apuntalaría los valores”, consideró el empresario.

Temas en esta nota