Rige desde hoy el nuevo peso de faena en el país

El objetivo, según el Gobierno, es incrementar la oferta.

Por
01deNoviembrede2005a las08:08

El objetivo, según el Gobierno, es incrementar la oferta. La medida determinará la gradual salida del mercado de la venta de carne de ternera. La gran incógnita es qué sucederá con los precios. Por eso el Ejecutivo dispondrá un control especial en Liniers y en la entrega de los documentos que autorizan el transporte de ganado en pie.

La nueva escala fijada para los vacunos destinados a faena entró en vigencia hoy a la hora cero, lo que elevará gradualmente el peso de los animales hasta los 300 kilogramos a fines de enero próximo, con el fin de incrementar la oferta de carne.

La medida, anunciada el 24 de agosto pasado, determinará la gradual salida del mercado de la venta de carne de ternera, ya que elevará —en una primera etapa— a 260 kilogramos el peso mínimo de los animales destinados a faena, por encima de los 210 kilogramos con que llegaban actualmente al matadero.

Ante la posible presión sobre los precios a causa de la reducción de los ingresos de animales de bajo peso, el Gobierno dispondrá un control especial a partir de las próximas horas tanto en el Mercado de Hacienda de Liniers, como en la entrega de los documentos que autorizan el transporte de ganado en pie.
La semana pasada, en Liniers se registraron mejoras de alrededor del 4 % en los valores de novillos, novillitos y vaquillonas, mientras que los precios de los terneros cayeron en una proporción similar ante la inminente puesta en marcha de la medida.

La restricción en el peso de la faena fue rechazada por los productores ganaderos, mientras que las industrias frigoríficas salieron a apoyar la decisión del Gobierno.

En octubre pasado, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya) —a través de la resolución 729— estableció la escala que regirá el progresivo aumento del peso mínimo de faena a partir del 1 de noviembre.

La escala comienza hoy con un peso mínimo de 260 kilogramos. Continuará con 280 kilogramos a partir del 15 de diciembre para ascender a los 300 kilogramos el 31 de enero de 2006.

La disposición fue acordada en una reunión de la Mesa de Ganados y Carnes, integrada por produtores, consignatarios y engordadores de hacienda e industriales de la carne.

En atención a las sugerencias formuladas por los empresarios, la Sagpya adoptó el criterio de graduar el aumento del peso mínimo como alternativa para “promover el crecimiento del rodeo bovino nacional, y al mismo tiempo, hacer frente a la creciente demanda de carnes, tanto interna como externa por la que está atravesando el país”.

Temas en esta nota