Mortandad de ganado en el Chaco acrecienta pérdidas.

Mortandad de animales afecta fuertemente al Chaco ganadero. Las medidas de emergencia no llegan...

03deNoviembrede2005a las08:13

La sequía en el Chaco ya genera cuantiosas pérdidas. La ganadería sufre el fuerte golpe de la falta de pasto. Los animales mueren por falta de alimento y por sed. Los funcionarios locales, los dirigentes y ruralistas explican sus males a la prensa local. Pero poca repercusión encuentran a nivel nacional.

«Varios establecimientos ganaderos están sufriendo las graves consecuencias de esta crisis hídrica. Por ejemplo, 80 vacas (madres y terneras) muertas en la estancia Fortín Esperanza de Walter Zabaleta. Otros damnificados son Hugo Cura, Isaac Leventre, los hermanos Yacuboswski, Oscar Peralta (90 vacas) de Pampa Guanaco, al sur de Pampa del Infierno, y Antonio Selinger, en la zona de Río Muerto. Así sucesivamente en varios establecimientos ganaderos en los que se repite este cuadro desolador», explica el diario «Norte» de Chaco.

El presidente de la Sociedad Rural Almirante Brown, Sebastián DeArriortúa, describió las circunstancias al diario:

• «La situación es extremadamente crítica, ya que hace años no se registraba tal mortandad de vacas madres; y los productores, más allá del esfuerzo y la dedicación al trabajo rural, no cuentan con pasto ni agua, lo que he planteado personalmente en una reunión realizada en la Casa del Campo de Sáenz Peña al subsecretario de Ganadería, Pedro Bosch; y a Juan Basavilbaso, secretario de la Producción Primaria. Ambos conocedores de esta zona, por lo que estimo que el problema les ha tocado de cerca», prosiguió detallando la situación.

• Ante esta situación, «confeccionamos un petitorio en el que pedimos una asistencia crediticia para compra de agua y pasto; pero principalmente para los pequeños y medianos productores», señaló.

• «También por la debilidad de los animales se ve dificultada la vacunación contra la aftosa; pero me sorprendió gratamente que los productores de igual manera nos insistan en que vayamos a sus campos a vacunar los animales. Lo que quiere decir que han tomado conciencia de la importancia de la vacunación en tiempo y forma de toda la hacienda.

• «Así es como nos encontramos con productores que no cuentan con disponibilidad para comprar las dosis porque no pueden vender sus animales; pero en esta instancia la Sociedad Rural está jugando un papel muy importante, ya que actuamos como mediadores ante las autoridades del SENASA, que en calidad de préstamo nos cedieron 20 mil dosis de vacuna contra la aftosa», agregó.

• De Arriortúa puntualizó: «Hasta acá llegamos; pero la situación nos ha desbordado y si llegara algún tipo de crédito para agua y comida, estaríamos dispuestos a dar una mano en la instrumentación y coordinación de la ayuda, como ente que nuclea a los productores ganaderos».

• En Los Frentones, «Norte» dialogó con Isaac Leventre, un productor que hace 54 años apuesta por el campo y que no recuerda haber vivido una seca tan prolongada. Fue explícito cuando dijo: «No hay pasto; es un desastre todo esto. En nuestro campo tenemos más de 1.000 cabezas; pero han muerto más de 100. De seguir así, la muerte continuará», acentuó Leventre. Así pidió una prórroga en la vacunación contra la aftosa, ya que «los animales se caen en el potrero porque están muy débiles por la falta de alimentación», agregó. Asimismo, puso énfasis en los créditos: «Eso sería muy importante, si se concretase para poder comprar pasto y seguir en esta dura pelea», dijo al respecto.

• En el establecimiento de Walter Zabaleta, su administrador, con amargura, contó que «murieron más de 80 vacas madres y el campo está sin pasto para las otras vacas». La tierra suelta en el sector de pastoreo subrayó sus palabras. Fuimos además a un improvisado cementerio de vacas. « Estas son las que se caen en el rodeo; pero hay

Temas en esta nota