Un semillero santafesino cerró negocios con China

Semillero Don Atilio firmó un convenio con una empresa del rubro para intercambiar desarrollos en girasol y colza

Por
28deNoviembrede2005a las08:26

El semillero Don Atilio -con planta en la localidad santafesina de Murphy- firmó un convenio de exclusividad con la empresa Chengde Greal Wall Seeds Co Ltd., la tercera semillera de China, para intercambiar desarrollos en semillas de girasol, sorgo, colza y maíz. Se trata del primer acuerdo firme al que llegan dos compañías como fruto de la misión comercial de la Región Centro que encararon las firmas argentinas en mayo pasado junto a los gobiernos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

La empresa de capitales públicos y privados encaró una visita a la Argentina que finalizó ayer y demandó casi una semana en la cual sus directivos y funcionarios del gobierno llegaron a la provincia para entablar un contacto directo con el semillero santafesino.

La compañía china ya probó en su territorio los desarrollos del semillero Don Atilio en cultivos de girasol, sorgo y colza, mientras que otra firma de ese país hizo lo propio con semillas de maíz.

"Uno de nuestros productos, el girasol "Guaraní" rindió ocho puntos por encima del estándar medio de producción de girasol en China", explicó uno de los titulares de la firma, Atilio Lázzari.

El interés de la compañía china está puesto esencialmente en el girasol para la molienda en su desarrollada y pujante industria aceitera y además maíz y sorgo para forraje.

El contrato que firmaron las partes esta semana prevé que Don Atilio tiene la exclusividad para comercializar, y en un futuro licenciar sus productos a la empresa china para que ellos los fabriquen allá. "Aún faltan algunos pasos ya que en el exterior se necesitan dos años de ensayos para poder ingresar masivamente con los productos, que en un principio sería a través de bolsas y luego el licenciamiento de algunas líneas", precisó Lázzari.

Por otra parte, debido a las trabas burocráticas del gigante asiático, aún el semillero Don Atilio no pudo probar los desarrollos de maíz que hizo el semillero chino.

De todos modos, arrancaron con algunas pruebas de colza aunque en territorio paraguayo, debido a que por las mismas trabas burocráticas no pudieron ingresar a la Argentina.

"Se trata de colzas precoces que pueden funcionar muy bien para el mercado de Paraguay y el norte argentino", dijo el empresario.

Aunque prefirió no hacer los cálculos monetarios, con este convenio se abre una excelente oportunidad económica para la empresa santafesina, ya que junto a otras de Bolivia, Paraguay y Brasil serían las elegidas para entrar en exclusividad a china en este segmento de mercado.

La delegación oriental también visitó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el Instituto Nacional de Semillas, el Inta Castelar y luego de pasar por el semillero Don Mario, culminaron su viaje en Brasil, donde visitaron empresas de este tipo.

Temas en esta nota