Controlarán el empleo en el sector rural

Operativos de fiscalización del Renatre

Por
28deNoviembrede2005a las08:42

En los próximos días, el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), ente autárquico no estatal en el que están representadas las cuatro entidades del agro y el gremio que agrupa a los empleados del sector, saldrá a fiscalizar unos 19.000 establecimientos productivos donde se habrían detectado irregularidades laborales.

Así lo anunció a LA NACION Alberto Brondo, gerente general del Renatre, quien subrayó que el organismo tiene facultades de policía para realizar este procedimiento, y convenios con el Ministerio de Trabajo. "Los operativos van a estar direccionados hacia esos establecimientos, que representan 83.000 trabajadores. Ya hemos detectado distintos incumplimientos, con empleados no registrados y sin la libreta de trabajo [documento donde deben figurar las distintas remuneraciones que recibe el empleado]", indicó.

En la actualidad, el Renatre tiene registrados unos 400.000 trabajadores. No obstante, allí manejan datos de que, en realidad, en todo el sector se desempeñan más de 1.500.000 personas. "Es muy alta la informalidad, pero pensamos que con esta campaña de fiscalización se puede llegar a 1.000.000 de trabajadores registrados", indicó.

Por cada empleado rural no inscripto, las multas estipuladas para una empresa van desde 80 hasta 5000 pesos, según la gravedad de la infracción. "Incluso podemos llegar a clausurar a los establecimientos que sean reincidentes", advirtió Brondo.

Las acciones de fiscalización comenzarán por las provincias del litoral, apuntando a producciones como la fruticultura y la horticultura. Según el directivo del Renatre, la mayor informalidad en el trabajo rural en el país se da en el sector hortícola. "Llega a más del 80 por ciento. Esto se debe a que hay una gran cantidad de trabajadores indocumentados y a la falta de información", expresó el ejecutivo.

Informalidad

En el Renatre están registrados 70.000 empleadores. De todos modos, allí creen que, considerando a quienes aún no están inscriptos, la cifra global podría estar cerca de los 500.000.

En el organismo explican que los índices más altos de informalidad están en las actividades en las que, por sus características, no tienen un plantel de personal permanente. "Esto ocurre en producciones muy intensivas, como las frutas, el algodón, el tabaco, el azúcar y el sector viñatero, donde hay mucha gente de carácter temporario", señaló Brondo.

En rigor, el plan de control que se pondrá en marcha pretende finalizar su primera etapa en julio del año próximo, cuando ya haya concluido la campaña 2005/2006.

Fernando Bertello

Temas en esta nota