El mercado siente la presión por cosecha y la mejora del clima en Sudamérica - Flavia Rossi de fyo.com (*)

Con la segunda cosecha récord de Estados Unidos ya finalizada, la atención del mercado está puesta en la demanda y oferta sudamericana.

28deNoviembrede2005a las12:18

La demanda de exportación para ese país viene muy retrasada y la gripe aviar provoca mucha incertidumbre en la demanda forrajera. Con el menor consumo interno de harina de soja, a China le está conviniendo importar directamente el aceite y no el poroto para moler y producir alimento balanceado. Esto limita el potencial de subas en el corto plazo, ya que el poroto que utiliza China es principalmente comprado en Estados Unidos y las diferencias actuales de precios permiten que Argentina sigua haciendo negocios. Además, el aceite suele ser argentino o brasileño.

La oferta sudamericana parece tener mejores perspectivas; las lluvias permitieron acelerar la siembra en Argentina y Brasil, donde ya se cubrió como mínimo el 50% y 64% respectivamente de las intenciones de siembra. La lectura bajista que hicieron los mercados está en que condiciones climáticas normales permitirían lograr producciones muy buenas y un abastecimiento adecuado de la demanda internacional.
Si bien los fundamentos de corto plazo limitan la recuperación de precios en el mercado internacional, no está todo dicho. Por ejemplo, si las lluvias en el Sur de Brasil y en el Norte de Argentina se prolongan se facilitaría la formación de esporas de roya asiática.

Si bien el poroto argentino sigue compitiendo en el mundo; todavía queda mucho trabajo por hacer. Según las ventas declaradas hasta el 21 de noviembre quedarían por colocar en el exterior 9,4 millones de toneladas de la campaña 2004/05 -casi un millón más que el año pasado a esta fecha. Además, los compromisos están muy bien cubiertos por lo que acumulan comprado las fábricas.

La comercialización de la campaña nueva sigue avanzando, sumando entre todos los productos un equivalente a casi 2 millones de toneladas. Todavía no se conocen las compras que acumulan las fábricas pero se sabe que la exportación está bien cubierta.

Es muy bueno que se siga exportando el poroto, pero la estructura comercial local hace que nuestro país sea muy sensible a la demanda forrajera. Hasta ahora los compromisos actuales de aceite y harina venían muy bien -son 14% mayores a los del año pasado- pero el desaceleramiento de los negocios perjudicaría la capacidad de pago de las fábricas.

La semana fue más tranquila por el feriado de Chicago del día jueves. El lunes la posición más cercana subió menos de un dólar, el martes quedó sin cambios y el miércoles bajó U$S 3,8 en ese mercado. En la plaza local el lunes se repitieron los $470 del viernes, aunque ante la falta de negocios los compradores tuvieron que mejorar el precio pagando $480 entre martes y jueves. Los negocios a cosecha arrancaron la semana pudiendo hacerse a U$S 155, mejoró un dólar el martes repitiendo el miércoles antes del cierre del mercado de referencia para llegar al jueves y hacerse a U$S 154 la calidad fábrica y U$S 156 la cámara.

Trigo, presionado por el ingreso de la cosecha.

La presión estacional por el ingreso de la cosecha ya se siente en Argentina, arrancando la semana con un 10% levantado. En sintonía con la mayor afluencia de mercadería al circuito y las lluvias que mejoraran la situación de los cultivos más afectados, los precios retrocedieron 10% en Rosario y 6% en Bahía Blanca desde los $325 de comienzos de noviembre.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) sostiene su estimación de 11,6 millones de toneladas y la Secretaría de Agricultura (SAGPyA) ajustó este mes su estimación a 12 millones de toneladas.

Se lleva comprometido el 19% del saldo potencial de negocios de la campaña 2005/06, muy buen ritmo en comparación a los dos años anteriores. Los negocios están cubiertos. El ingreso de la mercadería al circuito fue aprovec

Temas en esta nota