Aumentan los casos de aftosa en Brasil

La confirmación de tres nuevos focos de fiebre aftosa elevó a 28 el número de los detectados en Brasil desde el 10 de octubre, cuando la enfermedad reapareció en el país.

Por
29deNoviembrede2005a las08:26

La confirmación de tres nuevos focos de fiebre aftosa elevó a 28 el número de los detectados en Brasil desde el 10 de octubre, cuando la enfermedad reapareció en el país.

Todos los focos están ubicados dentro de un área ya aislada compuesta por cinco municipios en el sur del estado de Mato Grosso do Sul, fronterizo con Paraguay y Bolivia, y el principal polo ganadero del país, con cerca de 25 millones de cabezas.

En las 28 haciendas afectadas, con un rebaño total de 16.062 animales, han sido sacrificados hasta ahora 14.443 bovinos, 184 porcinos y 158 pequeños rumiantes, según un comunicado divulgado por el Ministerio de Agricultura.

Los tres nuevos focos se detectaron en el municipio de Mundo Novo, dos de ellos en pequeñas propiedades de subsistencia vecinas entre sí, agrega la nota.

El Ministerio informó igualmente de que investiga casos sospechosos de la enfermedad en nueve propiedades en Paraná, pero que los resultados hasta ahora no permiten confirmar la presencia de aftosa en ese estado vecino de Mato Grosso do Sul.

El Ministerio de Agricultura confirmó por otra parte que Rusia, el principal mercado individual de las carnes brasileñas, mantuvo su embargo al producto procedente apenas de tres de los 27 estados del país (Mato Grosso do Sul, Amazonas y Pará) y liberó las compras procedentes de las otras regiones.

Actualmente, 51 países mantienen embargos totales o parciales a las carnes brasileñas.

Según el Ministerio de Agricultura, el embargo, en la mayoría de los casos limitado a Mato Grosso do Sul, es mantenido por Angola, Argentina, Bolivia, Bulgaria, Cabo Verde, Chile, Colombia, Cuba, Egipto, Indonesia, Israel, Líbano, Malasia, Marruecos, Mozambique, Namibia, Noruega, Paraguay, Perú, Rumania, Rusia, Singapur, Suiza, Sudáfrica, Ucrania y Uruguay.

Además, está vigente en los 25 países de la Unión Europea (UE), el principal destino de las exportaciones de carne de vacuno brasileño.

Los productores calculan que esas restricciones provocarán pérdidas por unos 300 millones de dólares tan sólo este año. Brasil, sin embargo, continuará siendo en 2005 el mayor exportador mundial de carnes de bovino y para este año prevé ingresos por unos 2.700 millones de dólares por ese concepto.

Temas en esta nota