Desarrollan trigos para lograr calidad y altos rindes.

Nidera presentó en Miramar ensayos con cultivos en los que se obtuvieron 120 q/ha...

24deDiciembrede2005a las04:05

El año pasado la producción de trigo logró un volumen récord de 16 millones de toneladas, con un rinde promedio de 26 q/ha sobre 6,2 millones de hectáreas sembradas. Este año la siembra de trigo cayó a casi 5 millones de hectáreas, y tanto la Secretaría de Agricultura como la Bolsa de Cereales estiman que la cosecha de esta campaña rondará los 12 millones de toneladas. De ser así, los rendimientos de este año serán cercanos a los 23 q/ha. Esto indicaría que además de sembrar menos, el ahorro en insumos y algunas heladas fuertes afectaron el rendimiento del cultivo.

Más allá del resultado final de esta campaña, y a pesar de que algunas estimaciones privadas ubican la cosecha de este año por encima de los 13 millones de toneladas, los números del trigo están bien lejos del potencial que el cultivo tiene.

Nidera organizó una jornada para asesores en su campo experimental La Ballenera (Miramar), en la que mostró ensayos en parcelas de trigos que rindieron 120 q/ha. Francisco Firpo, director de la empresa, destacó que "la Argentina tiene un potencial agrícola de siembra de 10 millones de hectáreas", y explicó que si se utilizaran las variedades de alto rendimiento que están disponibles en el mercado hoy, "producir trigo puede ser tan confiable como sembrar soja". La visión de la empresa es que la producción de trigo debe enfocarse como la de un cultivo de alto rendimiento; lo que Firpo sintetiza con el concepto: "Dejar de pensar en el trigo como la caja de fin de año, y apostar a un negocio rentable y confiable".

Hace nueve años Nidera comenzó su Programa de Mejoramiento de Trigo. A partir del germoplasma europeo -que dio origen a los Baguettes- se investiga cómo mejorarlos utilizando herramientas de la genética convencional y de la biotecnología. La técnica más destacada hoy es la que permite, a través de marcadores moleculares y haploides multiplicados, trabajar sobre las variedades europeas e incorporarles atributos de calidad de las variedades locales.

Gracias a esta técnica la empresa comercializa en esta campaña dos variedades nuevas (el B11 y el B19), que además de ser de alto rendimiento (por encima de los 60 q/ha en la zona sur) son de excelente calidad panadera, con buenos niveles de proteína.

Para Mariano Bulos, investigador del Departamento Técnico de Biotecnología de Nidera, "esta tecnología permitió romper la dicotomía que existía entre rendimiento y calidad"; se refirió así a que en los últimos años se observó que los trigos de germoplasma europeo rendían más, pero tenían menor cantidad de proteínas. Para Bulos, esto está solucionado con las nuevas variedades.

A partir del 1º de noviembre de este año entró en vigor la primera etapa del nuevo estándar para la comercialización de trigo, que tiene fuertes rebajas y pocas bonificaciones, según sean los niveles de proteína del lote.

Más allá del nuevo estándar, los asesores que asistieron a la jornada privilegian los altos rendimientos. Juan Traill, productor de Mar y Sierras, siembra trigo, maíz y soja en las mismas proporciones. Elige trigos Baguettes "por la rotación y porque es un buen negocio". Este año espera lograr 50 q/ha. "Con trigos de más de 50 q/ha y sojas de 40 q/ha, la competencia entre estos cultivos no existe", explicó.

El manejo

Miguel Mackinlay, asesor y productor de la zona, señaló que el secreto está en el manejo. Explicó que "la zona es privilegiada para altos rendimientos, pero hay que cuidar la fertilización para mantener el grado y los altos rindes".

Pablo Bregada, director de Investigación de Nidera, anunció que a partir de 2008 la empresa va a comercializar dos nuevos tipos de trigo que van a potenciar los rendimientos. Se trata de los BTK, que incorporan a los altos rendimientos y calida

Temas en esta nota