El campo le puso presión a los indecisos pero prometió que no habrá más cortes

El multitudinario acto fue aprovechado por la dirigencia rural para lanzar la advertencia de que no resignarán el reclamo aun frente a una votación negativa en el Senado.

Por
16deJuliode2008a las07:12

“Venimos a expresar lo que hace falta; lo que se necesita en Argentina es un modelo de país distinto”. Así comenzó su discurso el presidente de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, ante las más de 200.000 personas que llenaron la avenida Del Libertador hasta Salguero, frente al Monumento a los Españoles. Los presidentes de las cuatro entidades que componen la mesa de enlace agropecuaria y el ovacionadísimo Alfredo De Ángeli, los cinco oradores del acto, coincidieron en eso y en algo más: pase lo que pase hoy en el Senado, el reclamo del sector rural en contra de las resolución 125 sobre retenciones móviles y a favor de un plan agropecuario integral y “más federalismo” seguirá vivo.

Luego de la música folclórica y del discurso del ex presidente Néstor Kirchner frente al Congreso, la dirigencia rural salió a la cancha a reclamar a los senadores que hoy voten “a conciencia” y “sin presiones” en contra del impuestazo. “Senadores: mañana tienen la responsabilidad de unir al pueblo y poner en marcha a la producción agropecuaria argentina”, pidió De Ángeli, el primer orador. “Alfredo” alertó que quienes voten por el proyecto oficial no podrán caminar tranquilos por las calles de sus pueblos.

Instaron a capitalizar lo aprendido en 125 días de conflicto: “Lo importante es que sintamos que somos parte de un movimiento histórico. Estamos mejor que el 11 de marzo –cuando el Gobierno anunció las controvertidas retenciones–; aunque eso no se sienta en el bolsillo, se siente en las tripas y en la piel”, se envalentonó Buzzi.

El presidente de Confederaciones Rurales, Mario Llambías, lo siguió: “Algo cambió en estos 125 días; cambió el campo, que nunca más va a ser pisoteado por resoluciones o funcionarios que no conocen la realidad. Vamos a pelear por la ganadería, la lechería y las economías regionales”, dijo en su discurso.

Todos los oradores intentaron llevar sus discursos más allá de las retenciones y la soja. Indicaron que pase lo que pase hoy en el Senado, donde la votación sigue con pronóstico reservado, la pelea seguirá hasta que se avance en un plan nacional agrícola de mediano y largo plazo. Eso pidió el titular de Coninagro, Fernando Gioino, quien reclamó “seguridad y previsibilidad”. Y también el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, el único que leyó su discurso.

Reivindicaron los días de protesta en las rutas, aunque no hablaron de volver a cortarlas ni a dejar de comercializar granos, las dos medidas de fuerza más controvertidas de estos cuatro meses. Así, la pelea por las retenciones seguirá en la Justicia si hoy el Senado aprueba el proyecto oficial.

También le pegaron al Gobierno, al que acusaron por no poder controlar “la inflación en la mesa de los argentinos”. La figura más criticada fue el ex presidente Néstor Kirchner. Fueron palabras deliciosas para los oídos de la catarata de opositores que poblaron las inmediaciones del escenario: el ex gobernador cordobés Juan Manuel De la Sota, los hermanos Rodríguez Saá, diputados y senadores de la UCR, Pro, la Coalición Cívica y el PJ disidente, sindicalistas ligados a Luis Barrionuevo y hasta los piqueteros Raúl Castells y Juan Carlos Alderete, entre otros.

Por Esteban Rafaele.

Temas en esta nota

    Cargando...