Rached, el radical K que jaqueó la victoria oficial

Ex vicegobernador sufrió un escrache en su casa materna.

Por
17deJuliode2008a las07:12

Parecía una victoria cantada para el Gobierno con el Senado a punto de ratificar el esquema de retenciones móviles, sobre todo luego del hasta ese momento decisivo voto de Ramón Saadi, a favor de la resolución 125, tras permanecer como indeciso durante toda la jornada.

Pero, cuando nadie lo esperaba y el Gobierno festejaba por adelantado la victoria sobre el campo (con ministros y secretarios de Estado en la Plaza del Congreso) y los dirigentes rurales aparecían resignados a recorrer los pasillos de Tribunales, se conoció la decisión del radical K Emilio Rached, de Santiago de Estero: votar en contra del proyecto oficial, con lo que la votación quedó empatada en 36 votos y obligaba al vicepresidente Julio Cobos a definir la suerte del polémico esquema de retenciones móviles.

La sorpresa cayó como un balde de agua helada en el oficialismo y despertó las esperanzas en la hasta el momento resignada dirigencia rural que seguía los detalles del debate minuto a minuto por pantalla gigante instalada en Palermo.

Es que el cambio agarró a contramano a más de un kirchnerista, sector desde el que por la tarde se daba por descontado el voto del ex vicegobernador santiagueño en favor de la política oficial. Sobre todo, porque la tranquilidad había llegado a la Casa Rosada de la mano del gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, quien garantizó que su ex compañero de fórmula al Ejecutivo provincial se sumaba a las huestes oficiales.

Diversas fuentes comentaron que Rached iba a acatar ese mandato, pero resolvió cambiarlo luego de que vecinos de la pequeña localidad de Pinto, en el sur santiagueño –donde el senador fue intendente– realizaron un escrache a la casa donde vive la madre de este dirigente.

Tras la protesta en la vivienda de Fanny Simón de Rached, fueron consignados 40 policías en custodia. Tras conocer el episodio, y cerca de las 23, Rached abandonó el Congreso, mientras se difundía a través de rumores y después confirmaciones que votaría en contra. Minutos después de las 0.20, el radical K que puso en jaque la victoria kirchnerista en la Cámara alta, volvió a ocupar su banca en el recinto. Media hora después volvió a salir.

Descendiente de libaneses, rosarino de nacimiento pero criado en Pintos –cabecera del distrito de Aguirre–, de extracción radical, Rached fue intendente de ese departamento santiagueño, y tejió alianzas con Zamora, con quien conformó el Frente Cívico por Santiago y en 2005 ganó las elecciones provinciales, tras la larga hegemonia de Carlos Juárez.

De trato afable, frontal y simple, su proyecto político se comenzó a distanciar cada vez más del de Zamora –y del gobierno nacional–, a medida que crecían las presiones de los sectores productivos con los que tuvo siempre buena llegada para que votara en defensa del campo.

Expulsiones y escraches

Mientras tanto, el Partido Nuevo de Corrientes decidió expulsar de esa agrupación a la senadora Isabel Viudez, por votar a favor del proyecto oficial. La propia legisladora confirmó que fue Raúl “Tato” Romero Feris quien decidió su expulsión.

En tanto, por la noche en San Luis, un grupo de manifestantes realizo un escrache en el domicilio particular que el senador nacional por el Frente para la Victoria, Daniel Pérsico, posee en Juana Koslay, a 8 kilómetros de la capital puntana. El domicilio, donde se encontraba la esposa y los hijos de Pérsico, también fue custodiado por personal policial.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...