Se reactiva venta de inmuebles tras el final de la pelea entre el Gobierno y el campo

En el primer fin de semana luego de la derogación de la Resolución 125, hubo más movimiento y se desempolvaron operaciones que estaban frenadas.

Por
22deJuliode2008a las07:41

El sector inmobiliario vuelve a encontrar algo de aire. Sin mayor actividad durante los casi 130 días que duró el conflicto entre el Gobierno y el campo, ahora, tras el fracaso del oficialismo por imponer un nuevo esquema de retenciones, el mundo de los ladrillos respira aliviado.

A tan sólo cinco días de que el vicepresidente Julio Cobos le diera la estocada final a la Resolución 125, los operadores inmobiliarios afirman que la sensación dentro del mercado ya es otra, a tal punto que se desempolvaron algunas operaciones que ya se daban por perdidas.

“Este fue el primer fin de semana –momento en el que el mercado tiene mayor actividad– en tres meses en el que volvimos a ver un movimiento al menos similar a los de días normales”, resumió Jorge Toselli, titular de JT inmobiliaria.

“Hasta el fin de semana pasado, no había motivos para sorprenderse si se encontraban en blanco los registros de las guardias que se montan en las unidades en venta o alquiler. Este fin de semana, en cambio, fue bueno; hubo muchas visitas y llamados telefónicos. Incluso, logramos resucitar operaciones sobre las que ya no teníamos expectativas y se firman esta semana”, describe Toselli.

Gregorio Berberian, de la inmobiliaria Shenk (con fuerte presencia en barrios donde se suele ver mucho movimiento, como Palermo), también observa una situación más aliviada.

“Hay otro ánimo, eso está claro. No podemos pensar que desde el jueves hay un aluvión de compradores, pero sin dudas podemos afirmar que el movimiento habitual del sector de a poco retoma los carriles normales. Hasta el fin de semana pasado todo estaba parado”, indica Berberian.

La observación del operador inmobiliario también se refleja en los números. Un estudio elaborado por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) determinó que durante el primer cuatrimestre del año la oferta de viviendas en la zona norte de Capital Federal –la más activa– registró una caída del 21% en relación al mismo lapso de 2007. El conflicto entre el Gobierno y el campo explotó en marzo, por lo que la UADE le da una especial injerencia en esta situación.

Esto también quedó reflejado en el comportamiento de la compra-venta de inmuebles. Según el Colegio de Escribanos de Buenos Aires, en mayo creció apenas un 5,69% la cantidad de escrituras firmadas en relación a abril.

Ya con el conflicto resuelto, al menos por el momento, en las inmobiliarias confían en que la actividad recuperará su habitual ritmo.

“Había mucha gente que estaba esperando para invertir; nadie quería jugarse a hacer un negocio sin tener un panorama más claro”, sentencia Carlos Sotelo, titular de Sotelo Propiedades y de la Cámara Inmobiliaria Argentina. Además, precisa que la situación tenderá a revertirse en forma más rápida en Capital Federal que en el interior del país. “En las provincias que son más dependientes de la actividad agropecuaria la cadena de pagos se rompió, y llevará un tiempo rearmarla”, dice.

En tanto, los especialistas coinciden en que todo ésto no modificará el esquema de precios, a menos mientras se mantengan los niveles de inflación.

Por Matías Bonelli.

Temas en esta nota

    Cargando...