Con matices, Cristina y Lula abogaron por reforzar la alianza productiva

Resaltaron que ambos países están ante una oportunidad "única" y llamaron a reforzar la integración; la Presidenta instó a construir una "sinergia distinta"; el brasileño destacó que "los intereses soberanos son intocables".

04deAgostode2008a las12:54

Cristina Kirchner y Luiz Inacio Lula Da Silva coincidieron hoy, aunque con matices, en la necesidad de reforzar la alianza productiva entre ambos países para aprovechar lo que llamaron "la oportunidad histórica" que ofrece la situación económica mundial.

Ambos mandatarios compartieron la apertura de un seminario para empresarios organizado, justamente, para discutir las potencialidades de la alianza comercial entre la Argentina y Brasil.

"Nuestros países atraviesan una etapa de crecimiento y comunión inédita. Tenemos una visión común acerca de la necesidad de una alianza productiva para profundizar el crecimiento que ambos países están experimentando y aprovechar una oportunidad única que se nos presenta, como alianza bilateral y como Mercosur, frente a un mundo que está cambiando de manera acelerada", comenzó Cristina Kirchner ante un auditorio de alrededor de 1000 empresarios

Diferencia. En este contexto, elogió la "convicción de la clase dirigente de Brasil" para "generar un modelo de desarrollo productivo que hiciera de la búsqueda de competitividad el eje del desarrollo" del país vecino. Enseguida, contrapuso esa actitud a lo ocurrido en la Argentina. "Por distintas experiencias históricas y políticas se creyó que podíamos ser sólo un país de servicios", se lamentó.

Enseguida, reforzó la idea de afianzar el vínculo bilateral. "Hoy nos vemos beneficiados por los términos de intercambio y esto debe ponernos en una sinergia diferente. Debemos profundizar la alianza productiva para captar nuevos mercados que están al alcance de nuestra mano", planteó.

Antes de terminar su discurso, se dirigió directamente al brasileño. "Presidente Lula: estamos ante una oportunidad que no podemos perder y que no vamos a perder".

A su turno, en un mensaje que duró poco más de media hora, Lula también instó a profundizar el vínculo bilateral y llamó a que la integración entre Brasil y la Argentina "sea cada vez mayor".

Dirigiéndose a los empresarios, destacó la necesidad de "discutir acciones concretas para fortalecer la integración" y afirmó que los hombres de negocios "tienen un papel crucial" en esa etapa. Además, los invitó a "reunirse regularmente para debatir políticas económicas".

El tono de su discurso fue algo más crítico que el de la Presidenta. Instó a disminuir la burocracia y reclamó que los intereses sectoriales no obstruyan la integración.

"Necesitamos conversar más, disminuir la burocracia en la Argentina y Brasil, que fluya con más facilidad, no permitir que los intereses individuales de un sector frenen acuerdos estratégicos. Así no iremos para el frente", aseguró.

Soberanía. Pese a que coincidió con la jefa del Estado en que el mundo ofrece una "oportunidad" y se mostró confiado en poder aprovecharla, destacó la importancia de proteger los "intereses soberanos".

Afirmó que "algunos países pueden estar preocupados por la crisis mundial de alimentos" y que "incluso la Argentina y Brasil ven la situación con cierta preocupación", pero sostuvo: "También la vemos como una oportunidad histórica".

"Juntos podemos disputar el comercio de los países más ricos y llegar a países a los que todavía no llegamos", reforzó. No obstante, enseguida añadió: "Los intereses soberanos de cada estado son intocables"

Con Chávez. Tras la apertura del seminario en el Sheraton, Cristina y Lula almorzarán en la Cancillería. Luego, podría sumarse a la reunión bilateral el venezolano Hugo Chávez, que llegará a Buenos Aires esta tarde.

La visita de Lula, que llegó al país acompa

Temas en esta nota

    Cargando...