Santa Fe: defienden eliminar exención a biocombustibles

Un polémico proyecto impulsa su suspensión, debate en ciernes.

05deAgostode2008a las11:47

El diputado provincial del ARI Antonio Riestra es autor de un proyecto que propone suspender las exenciones impositivas de la provincia a empresas de biodiesel. La presentación de la iniciativa fue abiertamente criticada por el legislador justicialista Jorge Lagna, quien oportunamente había asegurado que una ley así podía poner en riesgo la "seguridad jurídica" del Estado santafesino.

En diálogo con El Enfiteuta Riestra aclaró los motivos que impulsan su propuesta. "El diputado Lagna sabe perfectamente que no implica ningún riesgo jurídico (la ley) porque lo que estamos proponiendo no implica el embargo del capital de una empresa sino que sólo se trata de favorecer o quitarle a un sector un determinado beneficio impositivo", destacó el diputado provincial.

Lagna, en tanto, había denunciado que "el intempestivo cambio de reglas de juego que propone Riestra, que al pertenecer al bloque oficialista suponemos debe tener al tanto de sus proyectos al gobernador Hermes Binner, puede poner en riesgo las inversiones y de la misma manera todos los puestos de trabajo tanto en esta etapa de instalación como en los definitivos".

Riestra que en Santa Fe es el oficialista, consideró por el contrario que para las empresas "puede significar la pérdida de una parte de la rentabilidad pero nunca una situación de inseguridad" porque "cualquier firma sabe que las exenciones impositivas son a término o en contra prestación de otros requerimientos".

“No sólo la Provincia deja de recibir este tributo”, explicó el legislador del ARI, “sino que además los santafesinos aportamos 20 centavos por factura de luz para apoyar a la industria del biocombustible", recordó.

"Mi propuesta apunta a suspender la exención tributaria hasta tanto se establezca quiénes son las empresas que se acogieron a este beneficio porque no queremos que este negocio se haga a expensas del Gobierno provincial", remarcó el diputado.

Un buen negocio
Riestra enfatizó que "no corresponde que se escinda del pago a empresas que están haciendo grandes negocios en el exterior" porque "se sabe, según consta en distintos medios de comunicación, que el 85 por ciento de lo producido en nuestro país se destina a Estados Unidos" donde se paga aproximadamente 1.640 dólares por tonelada de ese producto, según coincidieron al menos tres fuentes consultadas por El Enfiteuta.

Según los datos que maneja el diputado del ARI, "en 2007, se exportaron alrededor de 170 mil toneladas de biocombustibles, este año se llegó a las 600 mil toneladas, en 2009 se estima que se arribará a un millón de toneladas". Así durante el primer semestre de este año el Indec contabilizó exportaciones de biodiesel por un valor de 268 millones de dólares.

“No queremos que este sea un beneficio para generar un commodity ni para solventar las políticas europeas relacionadas con el medioambiente, porque mientras pasa eso acá se nos están muriendo los niños de hambre", apuntó el diputado acusando a la producción de biocombustibles como la responsable de escasez de alimentos en la Argentina.

Según información suministrada a El Enfiteuta por fuentes cercanas a la producción de insumos para bioenergía los productores norteamericanos reciben un subsidio del Estado de 500 dólares por tonelada de biodiesel en ese país.

De este modo les resulta altamente rentable importar el producto desde Argentina para agregarle un uno por ciento de combustibles fósiles para luego exportarlo a Europa. La sola mezcla con el combustible fósil permite a las empresas exportadoras desde los Estados Unidos hacerse de los 500 dólares por tonelada de subsidio.

La rentabilidad del negocio sería mayor aún si la empresa que exporta de Argentina a los Estados Unidos es la misma que luego exporta desde Estados Unidos hacia Europa.

Temas en esta nota

    Cargando...