Rusia retomaría el control de las exportaciones de granos

El quinto exportador mundial de cereales está considerando establecer una comercializadora estatal que controle los envíos de granos. En Estados Unidos advierten que se trata de “un retroceso a la era soviética“.

05deAgostode2008a las17:11

 
 
Rusia planea erigir una comercializadora estatal de granos para controlar casi la mitad de las exportaciones cerealeras del país, lo que intensifica los temores por que Moscú utilice sus envíos de alimentos como un arma diplomática, tal como Gazprom lo hizo con el gas.

La movida de Rusia, el quinto exportador mundial de cereales, ha sido ampliamente criticada por el sector agrícola de Estados Unidos y catalogada como “un retroceso a la era soviética”.

La decisión de controlar las exportaciones alimenticias es el ultimo indicio de cómo los crecientes precios de los alimentos están reconfigurando la industria agrícola. La recreación de una “trader” estatal al estilo soviético seguramente agravará las preocupaciones de los países importadores por su dependencia del mercado internacional, que ha sufrido repetidas interrupciones luego de que varios países exportadores, entre ellos Rusia, impusieran mayores derechos e incluso prohibiciones a los envíos de alimentos.

Diplomáticos y oficiales de la industria agrícola de Estados Unidos, según informó Financial Times, dijeron que Rusia está avanzando hacia la transformación de su Agencia para la Regulación del Mercado Alimenticio (ARFM, por sus siglas en inglés) en una comercializadora estatal, de manera de controlar entre un 40% y un 50% de las exportaciones de cereal de los próximos tres años.

La compañía se apoderaría en nombre del Gobierno de 28 importantes depósitos de almacenamiento y terminales de exportación, incluyendo el puerto de Novorossiysk, el más grande del Mar Negro. El plan, que aún resta ser aprobado, podría ser implementado antes de fin de año, según confiaron fuentes diplomáticas. Un reporte interno del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en ingles) aseguró que si la nueva entidad adquiere una posición dominante sobre el mercado de exportación, se pondría en peligro “un sector vital como lo es la comercialización privada de granos”. “Esencialmente, será la última de una serie de re-nacionalizaciones, y un duro revés a lo que hasta ahora era uno de los éxitos de la privatización en Rusia”, indicó el informe.

Dmitry Medvedev, Presidente ruso, enfatizó durante la última reunión del G-8 la necesidad de los gobiernos de involucrarse en la comercialización de los alimentos y llamó a una “cumbre de granos” en Moscú para discutir el año próximo “políticas de precio y medidas de estabilización”.

El antiguo sistema estatal de comercialización de granos fue desmantelado luego de que la Unión Soviética cayera en los 90. Roskhleboprodukt, que sucedió al Ministerio de Granos de la era soviética, fue perdiendo importancia. Exportkhleb, el brazo que comercializaba granos en el extranjero, fue privatizado.

La iniciativa rusa se apega a la política de desarrollar gigantes nacionales en distintos sectores: energía, aviación, armamentos, metales. “Esto no es una segunda Yukos”, dijo Andrei Sizov, Director de Sovecon, una consultora rusa líder en análisis agrícola. “Creo que las acciones de la compañía estatal serán manejadas en conjunto con propietarios privados o serán adquiridas en base a condiciones de mercado”, agregó.

El valor de las exportaciones rusas de granos durante la última temporada fue de 3.500 millones de dólares, y los analistas proyectan que se duplicará en los próximos cinco años, en tanto Moscú apunta a incrementar sus envíos de granos hasta al menos las 25 millones de toneladas, frente a las 13 millones de la temporada pasada.

La movida rusa sigue a la desregulación por parte de Australia de

Temas en esta nota

    Cargando...