Crece la preocupación local por nueva caída, de 2%, en la soja

En los últimos 30 días, la oleaginosa descendió 23%.

Por
06deAgostode2008a las07:08

La soja no detiene su descenso y ayer cerró con una nueva baja de 2%, lo que volvió a encender el alerta en los despachos de varios funcionarios del Gobierno y analistas privados.

Es que los pilares del actual modelo económico se asientan en buena medida en la bonanza internacional de los commodities agropecuarios, euforia que ahora parece estar en duda.

En el mercado de Chicago, la soja terminó a u$s 466,28 por tonelada –mínimo desde principios de mayo–, y en el último mes acumula una caída del 23%. El maíz se movió en el mismo sentido. Cedió 1,89% para ubicarse a u$s 214,56; su peor nivel desde marzo. La nota positiva de la jornada la dio el trigo, que avanzó 2,67% frente a la rueda previa.

Varios factores se unieron para generar la tendencia descendente que muestra la soja, en un ambiente caracterizado por la volatilidad en los mercados. Los principales son las condiciones climáticas favorables en la región medio-oeste de Estados Unidos, que impulsan la cosecha y expanden la oferta para el momento de la recolección (noviembre), haciendo caer el precio, la sensación generalizada de que los commodities agropecuarios podrían estar cerca de su techo, la firmeza del dólar a nivel mundial y la caída del precio del petróleo que alientan el temor a una recesión global.

En el mercado local, predominó la cautela con operadores que prefirieron retener los granos a la espera de una mejora en los precios. Respecto a la soja, solo bajaron las ofertas de las fábricas mientras que un exportador volvió a pagar los $ 860 de la jornada anterior. Las fábricas de Timbúes, San Martín, San Lorenzo, Gral. Lagos, Ricardone y San Jerónimo pagaron $ 850 por la mercadería con descarga inmediata. La exportación abonó $ 860 para Arroyo Seco y $ 840 para Lima. A estos niveles de precios no se relevaron operaciones en el recinto. Mientras tanto, el contrato ISR del Rofex ajustó su posición septiembre 08 a u$s 287 y noviembre 08 a u$s 293. A su vez, mayo 09 ajustó a u$s 272.

En lo que se refiere al trigo, la exportación en Timbúes pagó $ 550 con descarga hasta el 10 de este mes, mientras que en Punta Alvear la oferta mejoró hasta los $ 575 pero sin descarga. Los precios del maíz, por su parte, ayer tuvieron suerte por haberse negociado cuando en el mercado externo los futuros estaban con subas. Igualmente aparecieron nuevos compradores que ayudaron a la mejora de los precios. La exportación en Arroyo Seco y San Martín ofreció pagar $ 410 por el maíz con entrega inmediata, igual que en San Lorenzo y Timbúes hasta el 15 de este mes y la exportación en Punta Alvear sin descarga.

Daniel Miró, titular de la consultora agropecuaria Novitas, consideró que “estamos transitando un mercado con elevada volatilidad”. Pronóstico que va a continuar esta tónica y desaconsejó dar por sentado que la vertiginosa tendencia ascendente volverá en breve. “Es desaconsejable creer en la exhuberancia porque eso ya quedó atrás”, afirmó el especialista.

A su turno, Marina dal Poggetto, directora del Estudio Bein, señaló que “la caída del precio de los commoditties agropecuarios pone en tela de juicio la teoría del desacople entre países desarrollados y el resto”. Aunque destacó que “todavía el impacto de la caída de los granos no es significativo en la economía, porque se venía de una suba impresionante”.

Por Juan Cerruti y Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...