Para Cleto Cobos, "es una lástima" que el campo vuelva a la protesta

A un mes del voto "no positivo" con el que derribó la ley de retenciones móviles que impulsaba el oficialismo, el vicepresidente Julio Cobos se atrevió ayer por la mañana, a los 53 años, a correr un exigente "medio maratón" de 21 kilómetros que lo hizo trotar durante dos horas y media en territorio mendocino.

Por
18deAgostode2008a las12:02

Tampoco se privó de hacer declaraciones y consideró que "es una lástima" que el campo vuelva a la protesta y pidió "paciencia" a los productores porque "se está dialogando" desde el gobierno con la dirigencia ruralista.   Cobos negó que esté "recorriendo el país" con ambiciones políticas, al señalar que "estoy haciendo lo mismo que antes, lo que pasa que antes pasaba desapercibido", y sostuvo que su relación con la presidenta Cristina Fernández "es la misma que hace unos días atrás".   Cobos participó de el 9º Maratón Internacional de Mendoza. Luego de su arribo al parque, dialogó con la prensa y señaló que "es una lástima" que el campo vuelva con sus protestas a las rutas (ver página 8), tras lo cual añadió: "Espero que se encuentre la solución a cada uno de los temas".   "Se está dialogando con la Secretaría de Agricultura, con los gobernadores, hay que tener paciencia", sugirió. Agregó que ya "se han encontrado todas las entidades con la Secretaría de Agricultura", y aseguró que "hay diálogo con el gobernador de Buenos Aires (Daniel Scioli), que es una provincia importante, netamente agropecuaria".   El ex gobernador mendocino, que hace un mes volteó con su voto "no positivo" el proyecto oficial de retenciones móviles a las exportaciones de granos enviado al Parlamento, adelantó que "el jueves voy a estar en la inauguración de una exposición" agropecuaria en la provincia de Córdoba, y "el sábado voy a estar en (Coronel) Pringles (Buenos Aires), que es el aniversario" del partido. Maratón. Cobos participó de un exigente medio maratón de 21 kilómetros que lo hizo trotar durante dos horas y media en territorio mendocino. Igual que su voto de desempate en el Senado, la carrera resultó "no positiva" para el vicepresidente, quien, según los organizadores llegó "en los últimos lugares" e incluso olvidó en su casa el número asignado con el que debía correr, el 323, y hasta la camiseta oficial de la competencia.   "Si llego antes de las dos horas veinte manden un taxi, si no llego a las dos horas y media manden una ambulancia", bromeó antes de la largada, y agregó que "voy a llegar dando lástima, pero llego".   Los lentes que portó durante la competencia, no impidieron que la mayoría de los concurrentes lo reconociera y lo saludara. "Es la figura de la carrera", exclamaron varios de los presentes, pese a que el vice claramente quedaba rezagado. La prueba se corrió en las modalidades de 42, 21 y 10 kilómetros y fue creada por el propio Cobos, cuando era decano de la Universidad Tecnológica Nacional, de Mendoza.   La competencia comenzó en Blanco Encalada, Luján, y culminó en el parque General San Martín, en pleno corazón de la ciudad de Mendoza.   La dedicación de Cobos al trote y su estrellato desde el voto "no positivo" no impidieron que quedara en los últimos puestos del maratón, lo que no resta mérito al haber llegado a la meta, superada la cincuentena de años.

Temas en esta nota

    Cargando...