Productores de trigo advierten que volverán a la protesta

Reclamaron en Bahía Blanca el cese de la intervención oficial.

Por
20deAgostode2008a las07:15

Los productores de trigo advirtieron que si en el corto plazo no se eliminan las restricciones que afectan al comercio del cereal volverán a la protesta en las rutas.

Así lo resolvieron ayer durante una asamblea que congregó a 400 agricultores del sur bonaerense convocada por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca y el resto de las entidades que forman la Comisión de Enlace. Como viene sucediendo en las últimas convocatorias del campo se vio a numerosos dirigentes de la oposición. Entre ellos estuvieron la diputada nacional Virginia Linares, de la Coalición Cívica; el diputado provincial Roberto Molini, también de la Coalición, y el presidente del Concejo Deliberante de Bahía Blanca, Juan Pedro Tunessi (UCR).

Los productores, además, anunciaron que preparan protestas frente a la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y un acto en la plaza del Congreso, en Buenos Aires.

Al término del encuentro solicitaron "la apertura de los registros de exportación en forma permanente y urgente para asegurar la libre competencia entre la exportación y la industria molinera, asegurando así el precio justo al productor".

En la asamblea se advirtió sobre la disminución del área sembrada con trigo en la campaña 2008/09 como consecuencia de las políticas de intervención en el mercado. Al respecto, el presidente de la Asociación Argentina de Productores de Trigo (Aaprotrigo), Sean Santiago Cameron, dijo a LA NACION que el panorama "es muy preocupante por el trigo en sí y por los granos en general. Es llamativo que un país que es estructuralmente agroexportador tenga acciones que van en contra del sector. El Gobierno está trabando la producción agropecuaria en vez de promocionarla".

El dirigente advirtió que el trigo viene sufriendo desde mayo de 2006 una fuerte intervención, primero mediante el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y luego, desde marzo de este año con las resoluciones de la Oncca. "Tenemos problemas para determinar el precio FOB (de exportación) y las cotizaciones sobre los precios internos. Estas decisiones no hacen nada más que probar que no hay previsibilidad. Así es difícil invertir, y las consecuencias se están viendo", destacó, en referencia a la caída de la producción que se vaticina para el año próximo.

Carlos Roppel, representante de Coninagro e integrante de la Mesa de Enlace agropecuaria, dijo a LA NACION que en el campo "nadie tiene la certeza de lo que va a pasar". Después de la caída de la resolución 125 (que proponía las retenciones móviles) "no se sabe cuál es la propuesta del Gobierno", añadió.

Roppel informó que las conclusiones de la asamblea triguera realizada ayer serán llevadas a la mesa de enlace, que las evaluará junto con las que se realicen el próximo sábado en Olavarría para tratar la situación de la producción ganadera.

Por su parte, el analista y asesor de Carbap Carlos Etchepare dijo que "la situación es complicada para los productores de trigo, sobre todo por la disminución de la superficie sembrada, que se traducirá en una fuerte caída en la producción. Esto debe llamarnos más la atención porque en la medida en que el Gobierno no dé señales de cambio respecto de las políticas que se vienen aplicando hasta ahora la situación en la campaña 2008/09 va a ser mucho peor".

El especialista advirtió que el año próximo el país tendría entre cuatro y cinco millones de toneladas menos para exportar. En ese contexto, "la presión del Gobierno sobre los precios y las exportaciones va a ser mucho mayor", consideró.

Por Oscar Rubén Baltián.

Temas en esta nota

    Cargando...