Área de maíz podría bajar hasta un 15%

La sequía afecta la siembra de maíz y atrasa la implantación del girasol. Además perjudica el desarrollo del trigo y habría disminución en sus rindes.

Por
05deSeptiembrede2008a las13:17

Las siembras de la campaña de la gruesa están con un importante atraso debido a la sequía en varios puntos del país, que a su vez afecta el desarrollo del trigo.

El maíz se pudo sembrar en el noroeste de Santa Fe (departamento de Obligado), en cambio, la franja oeste presenta una marcada sequía, y allí ni siquiera hay campos con trigo.

Por su parte, en la provincia de Entre Ríos hubo muy buenas lluvias que permitieron la implantación de maíz.

Si bien en la zona núcleo maicera todavía no es la fecha óptima para la siembra, se observa una deficiencia alta de humedad en el suelo, que no permitirá el avance y la implantación de maíz. Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires destacaron que la gruesa en la zona va a tener que esperar un poco.

A su vez, consultados remarcaron queestán muy duras las siembras de girasol en Santa Fe y Chaco, si bien en esta última provincia pudieron sembrar con algunas lluvias caídas la última semana. Un panorama similar sucedió en Santiago del Estero y Santa Fe (departamento 9 de Julio).

Según anticipan los pronósticos, en setiembre y octubre las lluvias permitirán realizar la siembra de soja.

Respecto del trigo, especialistas consultados indicaron que a medida que avancen los riesgos de sequía habrá disminuciones de rindes potenciales en la región central de Córdoba y norte de Santa Fe. En este contexto, en la región sur de Santa Fe (Venado Tuerto, Firmat, Casilda) están realmente difíciles los trigos, ya que han macollado poco, con escasas espigas, y esto acarreará un disminución de rendimientos por debajo de los de la campaña anterior.

"De esta situación podría salvarnos el sudeste de Buenos Aires (Tandil, Benito Juárez), mientras que de Coronel Dorrego hacia el oeste comienza a disminuir la humedad. En esos partidos, los trigos tienen hasta ahora una muy buena condición, y si bien la humedad comienza a disminuir hacia el oeste, los cultivos todavía están buenos", explicó Eduardo Anchubidart, de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Si los trigos siguen con ese panorama alentador puede ser que se levante el promedio nacional.

"Los efectos negativos se están notando en el norte de la zona triguera. En Córdoba hace tres meses que no llueve y en algunos casos hubo lluvias intermitentes que no alcanzaron, a esto se le suman temperaturas altas en Chaco, Tucumán y centro de Córdoba.

En esas zonas, el trigo quiere encañar, otros empezaron a espigar y no tienen humedad”, sostuvo.

Temas en esta nota

    Cargando...