Por la crisis, Córdoba emitiría bonos

Lo analiza para pagarles los sueldos a los estatales y a los proveedores del Estado.

Por
09deSeptiembrede2008a las07:38

El gobierno cordobés ha dejado correr la versión de que, entre las medidas que evalúa para hacer frente a las dificultades financieras que enfrenta a causa del corte de fondos que le aplica la Casa Rosada, figura la emisión de una cuasimoneda, esto es, un bono como los que circularon en la segunda mitad de la década del 90 y durante la crisis de 2001-2002. Hace unas semanas, en algunos círculos se deslizó el rumor de que Córdoba podría verse obligada a una opción de esa naturaleza para pagar los sueldos a los empleados públicos y a los proveedores del Estado. Los salarios de agosto se liquidaron con una ligera demora.

Los voceros habitualmente autorizados del gobierno local rechazaron, entonces, la emisión de bonos. La semana pasada, el mismo gobernador Juan Schiaretti, consultado al respecto, negó esa posibilidad: "No está previsto, por ningún concepto, emitir bonos". No obstante, el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, dejó ayer flotando el tema: "No hemos dicho que vamos a emitir o no bonos".

Las cuentas públicas de Córdoba están en situación comprometida; ha tenido que aumentar impuestos; tiene una pesada deuda pública y arrastra un abultado déficit de su Caja de Jubilaciones: este año, será de más de 1000 millones de pesos. El defensor del pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, dictaminó que el Poder Ejecutivo Nacional le debe a Córdoba 2013 millones.

LA NACION, que se había comprometido a ciertas asistencias financieras y a cubrir el desequilibrio previsional, cerró el grifo cuando Schiaretti no se alineó detrás de la Casa Rosada durante el conflicto agropecuario.

Así, la provincia y la Nación están en medio de una dura pelea. Pero se dice que Néstor Kirchner ha dado órdenes de que se mantenga el castigo a Córdoba. La versión de los bonos se inscribe en esa despiadada pelea.

Schiaretti ya dispuso recortes a las jubilaciones más altas, superiores a 5000 pesos, y reformas del sistema previsional, que pusieron en pie de guerra a los sindicatos estatales. Los gremios, precisamente, realizaron el 20 de agosto una marcha callejera que terminó en graves disturbios.

El fin de semana pasado, un fiscal encarceló a 10 activistas de Luz y Fuerza y municipales, a los que acusó de ser los autores de los desmanes provocados ese día. Ayer, luego de 48 horas de alojamiento en el penal de Bouwer, un juez de control dispuso que recobraran la libertad, previo pago de una fianza de 20.000 pesos y sin que se les levantaran los cargos.

Cuando la decena de liberados salió de Tribunales, los esperaban unas 2500 personas que ayer efectuaron una manifestación tranquila.

Las relaciones entre el gobierno de Schiaretti y los gremios estatales -la mayoría de cuyas conducciones se ha acercado al kirchnerismo- pasa por su peor momento. Los sindicatos tienen resuelto un plan de lucha que incluye un paro general.

El gobernador estará hoy en la Capital Federal. Fue invitado a participar de la licitación del último tramo de la autopista Córdoba-Rosario. Aquí, en Córdoba, se informó que se reunirá con el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Sin embargo, no se tienen muchas expectativas favorables respecto a que se destrabe el conflicto.

Temas en esta nota

    Cargando...