Los supermercados afirman que se frenó el alza de precios

Para Alfredo Coto, el valor de los alimentos se estabilizó en los últimos meses.

Por
17deSeptiembrede2008a las07:37

La inflación se desaceleró en los últimos dos meses y el consumo podría seguirle los pasos. Esa es la percepción que tienen las grandes cadenas de supermercados acerca de la marcha de la economía.

En la presentación de las jornadas que organiza la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), el jefe de la entidad, Alfredo Coto, se mostró confiado en que la inflación minorista está empezando a ceder, aunque reconoció que las ventas de algunos productos se podrían ver amenazadas por la crisis financiera mundial.

"Hay una baja en las expectativas inflacionarias que ya se tradujo en una desaceleración de los precios, que se hizo muy notoria en los últimos dos meses", afirmó Coto.

El presidente de la mayor cadena de capitales nacionales, igualmente, advirtió que para asegurar que la inflación no se acelere es necesario no reabrir las negociaciones salariales. "En materia salarial, hay que manejarse con prudencia y los sindicatos tienen que acompañar el esfuerzo que está haciendo todo el sector para contener los aumentos de precios", pidió el empresario.

Percepción diferente
La sensación generalizada entre los supermercadistas es que después de terminado el conflicto del campo los precios ingresaron en una meseta, especialmente los productos que integran la canasta básica, aunque la percepción de los consumidores continúa siendo otra.

"No todos son aumentos y, de hecho, en frutas y verduras en el último año directamente hubo una deflación de precios, aunque la gente sienta otra cosa", explicó Federico Braun, presidente de la cadena patagónica La Anónima.

El optimismo de las grandes cadenas de supermercados acerca de la marcha de la inflación no se extiende a otros temas, como el probable impacto que podría tener la crisis del sistema financiero norteamericano sobre el consumo.

"Cuando hay crisis muy importantes, como la que está viviendo el mundo, el consumo generalmente se ve afectado, con lo que podemos prever que se resientan las ventas de los rubros no comestibles y de los bienes durables", advirtió Braun. Coto, además, alertó que la crisis internacional también podría tener un impacto en la venta de artículos importados y de algunos productos más suntuarios, que son los primeros que los consumidores resignan cuando las perspectivas económicas se resienten.

El dueño de Coto también precisó que los planes de expansión de su empresa estarán condicionados por la evolución de la economía argentina. "Estamos afectados por el efecto tango: a medida que van tocando, vamos bailando."

"Acabamos de reflotar un proyecto que teníamos desde 2001 para instalarnos en la ciudad de Santa Fe y tenemos confirmados otras cinco aperturas para 2009 -prosiguió Coto-, pero igual vamos a ser muy prudentes. No podemos tomar deuda; nuestros planes los vamos a financiar con recursos propios y llegado el caso podemos pararlos", explicó Coto.

Por Alfredo Sainz.

Temas en esta nota

    Cargando...