La crisis aún no afectó a los consumidores de la Argentina

El índice de confianza de las familias que elabora el Centro en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella arrojó en la primera quincena de septiembre un aumento de 7,3 por ciento.

Por
18deSeptiembrede2008a las16:55

Los valores de los índices se elevaron a 43,58% en la Capital Federal y a 45,53% en los aglomerados del Gran Buenos Aires, en tanto descendió a 42,88% en el interior del país.

A nivel nacional, el Índice de Confianza del Consumidor se comportó de forma disímil entre las distintas regiones. El Gran Buenos Aires exhibe una fuerte recuperación de 13,4%, seguido por Capital Federal 5,4%, mientras que se deteriora en el Interior del país en 1,5%, a tono con la retracción que exhiben los precios internacionales de los cereales y oleaginosas.

"Tanto el subíndice que captura la predisposición del público para la compra de bienes durables e inmuebles (automóviles, casas y electrodomésticos) como el de la situación personal se incrementan 16,7% y 7,3%, respectivamente, mientras que las expectativas macroeconómicas se mantiene estable", destacan los analistas de la UTDT.

Sin embargo, un dato interesante que arrojó el sondeo realizado entre el 2 y 10 de septiembre fue que "por primera vez en el año, la confianza de los consumidores de mayores recursos se ubicó por debajo de la de los sectores más pobres. El ICC de este último grupo se elevó 9,4%, mientras que el del estrato de mayor poder adquisitivo disminuyó 1,1 por ciento".

Al parecer el fenómeno tiene que ver con el impacto favorable el primer caso del abaratamiento de algunos alimentos, mientras que en el segundo estaría gravitando la pérdida de riqueza que determina la fuerte caída de los valores de los bonos y las acciones.

Reacción de los diferentes subrubros
En el análisis desagregado del subíndice de expectativas macroeconómicas, se advierte un deterioro en la visión de los agentes para el mediano plazo de 2,1%, mientras que se recuperó para el corto plazo 4,3 por ciento.

En este último factor, se exhibe un claro divorcio entre las opiniones correspondientes las distintas regiones.

La percepción acerca de la situación económica esperada a un año en el interior del país advierte una fuerte merma en el saldo de respuestas positivas de 13,7%, no obstante en el Gran Buenos Aires se presentan mucho más optimistas, con 16,4%. En términos interanuales, las expectativas a un año caen en 14,3% y a tres años 1,1 por ciento.

Temas en esta nota

    Cargando...