La Presidenta intentó bajar el nivel de tensión con España

Se reunió con Zapatero para hablar de los conflictos; viajará a Madrid en febrero.

Por
26deSeptiembrede2008a las07:30

NUEVA YORK.- Por primera vez después de la conflictiva reestatización de Aerolíneas Argentinas, propiedad del grupo español Marsans y que provocó ruidos en la relación entre ambos gobiernos, ayer se reunieron la presidenta Cristina Kirchner y su par de España, José Luis Rodríguez Zapatero, para repasar una amplia agenda bilateral.

Acordaron que la postergada visita de Estado de la presidenta Kirchner finalmente se concretará entre el 9 y el 11 de febrero próximo. En esa fecha se encontrará con el rey Juan Carlos, el presidente del gobierno español y el Parlamento.

Tras el encuentro en la sede de las Naciones Unidas, el canciller Jorge Taiana reveló que la reunión fue muy buena y "demostró el excelente nivel de relación que hay entre los dos países, además del fuerte vínculo personal entre los dos presidentes".

Taiana afirmó que de la reestatización de Aerolíneas Argentinas prácticamente no se abordó durante el diálogo. "Se tocó el tema, pero llevó menos de un minuto", señaló.

"No hay un involucramiento político sobre el caso Aerolíneas. Es un asunto que se trata en el nivel técnico en el marco dispuesto por la ley, entre la secretaría de Transporte y Marsans", añadió Taiana.

Cristina Kirchner y Rodríguez Zapatero analizaron la situación de las empresas españolas que prestan servicios públicos en la Argentina.

La Presidenta hizo un repaso de las últimas medidas tomadas para mejorar la rentabilidad de esas compañías, en particular en el área energética y autopistas. "Ven que estamos avanzando", le habría expresado Cristina Kirchner al referirse a los últimos aumentos tarifarios autorizados en esos segmentos.

La reunión se realizó en una de las salas de la sede de la ONU, donde se desarrolla la 63a. asamblea general.

Rodríguez Zapatero se expresó "positivamente" sobre los anuncios de cancelar la deuda de 6700 millones de dólares con el Club de París, del que España es miembro, y normalizar la situación con los tenedores de bonos en default que no aceptaron ingresar en el canje en 2005 (por unos 30.000 millones de dólares).

La Presidenta, según dijo Taiana, le expuso al líder español los alcances de la propuesta de los tres bancos y las expectativas del gobierno kirchnerista de poder llegar rápidamente a un acuerdo con los países miembros del Club de París.

En la reunión participaron, por el lado argentino Taiana, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el secretario de Legal Técnica de la Presidencia, Carlos Zanini, y por el lado español, el canciller Miguel Angel Moratinos, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, y Bernardino de León, secretario general de la Presidencia.

Los mandatarios hicieron un repaso de la crisis financiera internacional y su impacto en los dos países. Tanto Cristina Kirchner como Rodríguez Zapatero se mostraron confiados en la solidez de ambas economías para resistir bien los embates de la crisis que sacude hoy al sistema financiero global.

También ambos mandatarios abordaron los conflictos de Bolivia y cómo había actuado la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) frente a la crisis en ese país. También hablaron sobre la próxima cumbre Iberoamericana, prevista para fines de octubre en El Salvador.

Cristina Kirchner también se reunió con Jan Peter Balkenende, primer ministro de Holanda, uno de los principales países acreedores que integran el Club de París (unos 500 millones de dólares).

Por Jorge Rosales
Enviado especial.

Temas en esta nota

    Cargando...