Los granos cayeron más de 6% por miedo a la recesión mundial

El recrudecimiento de la crisis financiera llevó a los commodities a sus menores valores en un año. La soja puede bajar otro 5% en breve si los inversores siguen liquidando posiciones.

Por
30deSeptiembrede2008a las07:22

Los granos que cotizan en Chicago tocaron ayer nuevos mínimos en el año, de la mano del recrudecimiento de la incertidumbre por los efectos de la crisis financiera, la fortaleza del dólar contra el euro y la renovada sensación de que la demanda mundial de alimentos irán en franco descenso de la mano de una inminente recesión global.

La soja, el maíz y el trigo operaron ayer en Chicago en sus límites de baja, por lo que a media rueda se suspendieron las operaciones. El trigo fue el commodity agrícola que más sufrió por los coletazos de la negativa parlamentaria al plan de rescate financiero que impulsa la administración de George W. Bush.

El commodity agrícola más castigado en la apertura de la semana fue el trigo, que perdió 6,42%, hasta u$s 246 por tonelada. Ese precio del contrato a futuro con vencimiento más cercano es el más bajo en 13 meses, ya que desde fines de agosto de 2007 cuando el trigo cotizó a u$s 248 por mil kilogramos.

La soja, en tanto, operó en límites de baja durante gran parte de la jornada de Chicago, ante el temor a que la desaceleración de la economía mundial haga que China, el principal comprador del poroto y sus derivados, importe menor cantidad de esos productos.

La oleaginosa con entrega en noviembre próximo terminó el lunes en Chicago en el menor nivel desde noviembre de 2007, al cerrar en u$s 402 por tonelada. Desde el récord de principios de julio, la soja perdió 34% de su valor, la mayor caída trimestral en cuatro años.

Según estimaciones de analistas y operadoras, la oleaginosa tiene ahora un nuevo “precio soporte”, en torno a u$s 384 por tonelada. Se trata de un soporte técnico, que indica hasta dónde puede bajar el poroto por movimientos especulativos y sin tener en cuenta ningún factor fundamental.

El maíz, en tanto, descendió 5,65%, hasta u$s 202 por tonelada, con lo que acumula una retracción de 32% desde el máximo histórico que el cereal obtuvo a finales de junio último.

En el caso de este cereal, a los factores externos se sumó la perspectiva de que el comercio global de maíz caiga 13% este año, contra el mismo período del año anterior, como consecuencia del freno económico mundial.

Con el derrumbe en las cotizaciones de la soja de ayer, y sólo por la pérdida de 34% que el grano acumula desde el récord de principios de julio, la Argentina deja de percibir $ 10.000 millones anuales, si se considera una cosecha de 48 millones de toneladas, similar a la obtenida en el ciclo anterior y que está previsto sea superada por la inminente campaña 08/09, siempre que la sequía lo permita. A los valores de Chicago de ayer, y si estuviera vigente la polémica resolución de las retenciones móviles, la soja pagaría apenas por encima de 35%. Recién si la cotización baja a u$s 370, algo que los analistas no descartan si la crisis financiera no apacigua en el corto plazo, la oleaginosa local tributaría 1 punto porcentual menos que ahora en concepto de derechos de exportación. Pero en el caso del trigo, si estuviera abierta la exportación, con retenciones móviles y a los precios de cierre de Chicago, el cereal tributaría hoy 22,2%, casi seis puntos por debajo del actual tributo. Con esas mismas condiciones, el maíz pagaría 22,6%, 2,4 puntos porcentuales menos que las vigentes.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...